Nuestro equipo médico cualificado en emergencias atiende cualquier tipo de urgencia, por compleja que esta sea, y de forma inmediata.

Nuestros valores:

  • Servicio ágil
  • Excelente trato humano
  • Experiencia con más de 12.000 casos de emergencia anuales
  • Conciertos con las principales compañías aseguradoras

El Servicio de Urgencias de Policlínica Gipuzkoa está de guardia las 24 horas del día, los 365 días del año.

Conforme al modelo de servicio integral propio de los centros sanitarios más avanzados, los médicos de urgencias de Policlínica Gipuzkoa cuentan con los recursos técnicos, servicios y especialistas de todas las disciplinas en situación de alerta.

Noticias relacionadas

Ignacio Ayesa, Jefe del Servicio de Urgencias de Policlínica Gipuzkoa

¿Qué es el golpe de calor y cómo podemos prevenirlo?

El golpe de calor es la peor consecuencia del exceso de calor – climatológico – sobre el cuerpo humano. El organismo humano debe mantener una temperatura constante en torno a los 36 grados, sea cual sea la temperatura ambiental, y cuando ésta es muy elevada la cosa se complica.

Un golpe de calor presenta síntomas como alteración de la conciencia, temperatura corporal superior a 40º, y se asocia a menudo con ausencia de sudoración. También hay formas de afectación menos graves como hinchazón de piernas (edemas), calambres musculares, fatiga extrema o el desmayo o síncope por calor. Los golpes de calor se dan con más frecuencia en las personas mayores, cuyos mecanismos reguladores funcionan peor y también son mas susceptibles los niños de corta edad, pero no son exclusivas de estos grupos de población.

Iñaki Ayesa, jefe del Servicio de Urgencias de Policlínica Gipuzkoa comenta que “la llamada ‘forma activa’ del golpe de calor, se da entre la gente que practica ejercicio físico en condiciones de calor extremas y sin que se de una relación clara con la falta de entrenamiento. En las últimas ediciones de la carrera Behobia – San Sebastián dos personas fallecieron en condiciones de mucho calor y ambas habían pasado revisiones médicas y tenían una larga experiencia como deportistas”.

Uno de los puntos que se deben tener en cuenta al hablar del golpe de calor es el de la humedad, ya que el índice de calor relaciona la temperatura del aire con la humedad relativa. Por ello, “una temperatura de 29º equivaldría con una humedad del 10% a una sensación térmica de 26,6º y con otra del 80% a 36,6º, diez grados más, con diferentes efectos sobre nuestra salud” explica Ayesa.

El jefe del Servicio de Urgencias aconseja adoptar una serie de medidas para hacer frente a los días de calor intenso:

No exponernos al sol y menos aún hacer ejercicio intenso en las horas centrales del día,  hidratarnos adecuadamente (preferible bebidas isotónicas), hacer comidas ligeras con abundante fruta y ensaladas, permanecer a la sombra, refrescarse la cabeza,  vestir prendas ligeras de colores claros y usar sombrero, llevar gafas de sol,  aplicarse crema solar protectora, en casa bajar persianas y toldos si los hubiera, utilizar ventiladores, aire climatizado… y utilizar en lo posible el sentido común, este último también recomendable en temporada baja.

 


Ignacio Ayesa, Jefe del Servicio de Urgencias de Policlínica Gipuzkoa

Nuevamente llega la Gripe ¿Qué hacer?

Como cada año cuando se acerca el invierno, y coincidiendo en el tiempo con los anuncios de lotería, bebidas y turrones llegan la gripe y los catarros y ¿qué hacer? A través de estas líneas esperamos poder ofrecer algunas pistas que sirvan de ayuda.

Empezamos:

¿Qué o quién provoca la gripe?

El responsable de la enfermedad, es un virus que tiene un curioso nombre: Influenza (relacionado con una epidemia en 1580 que al ir precedida por unos fenómenos astrales, los italianos llamaron “influencia planetaria”). Este virus tiene 5 diferentes  grupos, fundamentalmente virus influenza A (responsable de la llamada gripe A que tanta alarma creó en el 2009) e influenza B.  Es además  un virus que cambia con frecuencia (mutaciones).

¿Y el nombre de gripe?

Pues proviene del francés grippe, que a su vez procede del suizo-alemán grupi, que al parecer significa acurrucarse.

¿Cuáles son los sintomas?

Los virus de la gripe usualmente infectan la vía respiratoria (nariz, garganta, bronquios, pulmones) y en consecuencia aparecen síntomas como tos y dolor de garganta, además de fiebre y dolores musculares.

¿Es lo mismo gripe y síndrome gripal?

El síndrome gripal sería el conjunto de síntomas mencionados (fiebre, tos, dolor muscular,…) que no siendo exclusivos de la gripe pueden ser causados también por otros virus. Dicho de otra manera, podemos tener algo muy parecido a la gripe, sin ser la “auténtica” gripe (la producida por el virus influenza).

¿Cómo se contagia?

Cuando una persona infectada tose, estornuda o habla puede transmitir los virus a través de diminutas gotas que viajan por el aire a la persona que esté cerca (a menos de un metro). También si tocamos una superficie u objeto contaminado y luego nos llevamos las manos a la boca o a la nariz podemos infectarnos.

¿En que época se produce?  y ¿es igual de agresiva cada año?

Entre diciembre y febrero,  y la epidemia dura unas 6 semanas. Hay sistemas de vigilancia que van evaluando el número de casos y cuando se alcanzan determinadas cifras, hablamos de epidemia.  Y cuando  es muy extensa y grave, pandemia. Estas suelen coincidir con cambios mayores en la estructura del virus que los hacen menos conocidos para nuestro sistema inmune y por tanto hacen menos efectivas nuestras “defensas” .

¿Cómo podemos prevenir el contagio?

Hay al menos dos maneras.

La primera y mas importante es la vacunación. Estudios recientes demuestran que la vacuna reduce el riesgo de padecer la enfermedad entre un 40% y un 60%.  Los expertos seleccionan cada año que virus incluir en las vacunas, según las investigaciones y vigilancias que llevan a cabo. Esta temporada 2018-2019 será  una vacuna tetravalente, o sea eficaz frente a 4 virus, dos del tipo A (Michigan y Singapur) y dos del tipo B (Colorado y Phuket).  Es preferible vacunarse a final de octubre aunque también mas tarde resulta beneficioso, y los anticuerpos que brindan protección tardan un par de semanas en desarrollarse.

La otra manera, son las medidas “fisicas” de prevención. Alejarse de las personas enfermas, sugeriría que sin histerismos (hay quien deja de ir al cine, de montar en autobús, de hacer vida social…en este periodo). Lavarse las manos con frecuencia. Usar pañuelos desechables. Usar mascarilla en determinados contextos o situaciones.

¿Sirven para algo los antibióticos en la gripe?

No forman parte del tratamiento de la gripe (no combaten virus). Solo cuando esta se complica con una sobreinfeccion bacteriana, habrá que recurrir a ellos.

¿Cuál es el tratamiento cuando ya se tiene gripe?

Existen medicamentos antivirales como el oseltamivir  (TamifluÒ), zanamivir (RelenzaÒ) y algún otro, que iniciados en las primeras 48 horas pueden aportar beneficios, pero se reservan para grupos determinados de población de mayor riesgo (menores de 2 años, mayores de 65, embarazadas, enfermos crónicos…).

La gran mayoría de las personas que contraen la gripe padecerán una enfermedad leve y autolimitada, de duración en torno a una semana y no necesitarán atención médica ni medicamentos antivirales.

El reposo en cama, la hidratación abundante y los antitérmicos (paracetamol o ibuprofeno) son el tratamiento adecuado en estos casos. Y por supuesto las atenciones y mimos de la familia (ese zumo tan rico….).

Por cierto, tomar sin consultar al medico  un paracetamol o un ibuprofeno, no creo que podamos  considerarlo  “automedicarse” (o si, pero no es delito). Y otra: aunque en Urgencias estamos encantados de ofreceros atención, solo si la fiebre alta persiste en el tiempo o hay signos de dificultad respiratoria, es preciso acudir.

Si la persona que amas tiembla cuando la abrazas…si sientes sus labios ardientes como brasas…si percibes que se agita al respirar…si hay en sus ojos un brillo especial…Hazle un caldo, tiene gripe.  

Pues eso.