El Servicio de Dietética y Nutrición de Policlínica Gipuzkoa ofrece un asesoramiento nutricional personalizado a cada paciente y patología.

Realizamos pautas alimentarias personalizadas en: sobrepeso, obesidad, embarazo-lactancia-post embarazo, nutrición deportiva, alimentación infantil, dislipemias (colesterol, triglicérdios elevados), diabetes Mellitus, hipertensión, insuficiencia renal, alergias e intolerancias alimentarias, trastornos digestivos (gastritis, úlceras gástricas, colon irritable, colitis ulcerosa …) y bajo-peso.

Servicios de consulta:

  • Asesoramiento y educación nutricional, dietas personalizadas.
  • Valoración del estado nutricional y de hábitos alimentarios.
  • Análisis del peso corporal, de la composición corporal y metabolismo: masa grasa total, grasa visceral, masa magra, masa muscular, agua corporal total, masa ósea, tasa metabólica y edad metabólica.
  • Medidas de perímetros corporales.
  • Plan nutricional elaborado exclusivamente para cada paciente: pautas nutricionales y menús semanales (incluye lista de la compra para el menú) adecuados a cada paciente.
  • Seguimiento quincenal (o lo concretado con paciente y patología).
  • Servicio de atención telefónica y email incluido para resolución de dudas.
  • Pautas nutricionales basadas en dieta equilibrada, cubriendo requerimientos nutricionales y adaptados a cada paciente, gustos, necesidad, gasto calórico, tipo de ejercicio y patología (si es que existe).

El Servicio de dietética y nutrición trabaja de manera multidisciplinar con otras Unidades y Servicios, como la Unidad de Enfermedades Digestivas, Unidad de Obesidad o Rehabilitación Cardiaca.


Noticias relacionadas

eider_sanchez_perez_ayala

¿Vas a hacer deporte? ¡Hazlo bien!

A la hora de hacer deporte, es fundamental conocer en qué condiciones se encuentra cada uno, y la mejor manera de hacerlo es mediante un diagnóstico que nos indique en punto nos encontramos.

En Medicina Deportiva existe el principio FITT, que indica con qué frecuencia tenemos que hacer ejercicio, con qué intensidad, en qué tiempo, y qué tipo de actividad debemos realizar. “Nuestro objetivo es realizar una prescripción del ejercicio, de la misma manera en la que acudimos al médico de cabecera para realizar una exploración o un diagnóstico” explica el Dr. Enrique Pérez de Ayala, Responsable del Servicio de Medicina Deportiva de Policlínica Gipuzkoa.

“Muchas veces el paciente que acude al Servicio nos comenta que no es un profesional del deporte, pero eso no es importante, – aclara Enrique Pérez de Ayala –, ya que, aunque no sean profesionales, dan un paso adelante con lo más importante, que es el querer hacer las cosas bien, conocer cuál es el límite de tu capacidad física, dónde tienes que estar y a qué intensidad debes ir”.

“Cada vez son más las personas que acuden a realizarse estudios con la finalidad de andar – asegura el especialista –, de hecho, dependiendo de la intensidad con la que se realiza el ejercicio, junto con una dieta adecuada, se puede lograr quemar grasas. En algunas ocasiones trabajamos a una intensidad muy alta y lo que estamos utilizando como combustible son los glúcidos. Pero cuando queremos hacer un programa de reacondicionamiento, de mejora de la capacidad física o de reducción de peso, nos interesa ir a una intensidad precisa, no a cualquier intensidad”.

La nutrición unida al deporte

“La alimentación que debe seguir una persona que se está preparando para una carrera de 10 km o 20km como lo es la Behobia, no es lo misma que la de una persona que quiere mejorar su rendimiento físico o que busca una reducción de peso”, explica Eider Sánchez, nutricionista de Policlínica Gipuzkoa.

“Los días de entrenamiento previo y el día de la carrera es importante tener los depósitos de glucógeno llenos, y para ello, no pueden faltar hidratos de carbono presentes en alimentos como pasta, arroz, alimentos de origen cereal, patata, legumbre verduras y frutas. Los hidratos de carbono pueden ser tanto de absorción lenta como rápida, y junto con una proteína limpia con ácidos grasos insaturados de calidad, como el aceite de oliva, frutos secos y semillas, contribuyen a evitar la oxidación. No obstante, este tema es muy complejo y ha de ser individualizado a cada paciente” concluye la nutricionista.

Otro tema muy importante en el ejercicio físico es la hidratación, ya que muchas veces los problemas que sufren los corredores están relacionados con la deshidratación. Eider remarca la importancia de llevar a cabo “una buena hidratación tanto el día de la carrera como los días previos. Además, a nivel nutricional se recomienda hacer un tentempié antes de salir a hacer el ejercicio, y también después, para reparar las pérdidas que hayamos podido tener en nutrientes”.

 


dr_murgoitio

“Los pacientes están cansados de escuchar que están obesos porque quieren”

No todos los pacientes que acuden a la Unidad Integral de Obesidad de Policlínica Gipuzkoa deben pasar por quirófano, precisamente por ese motivo, la Unidad cuenta con un equipo multidisplinar que aconseja y acompaña al paciente durante todo el proceso.

“Los pacientes que acuden a nuestras consultas son pacientes que llevan muchos años realizando dietas y tratamientos farmacológicos. En muchas ocasiones no se les considera enfermos y están cansados de escuchar que están obesos porque quieren”, comenta Javier Murgoitio, cirujano general y digestivo de la Unidad Integral de Obesidad y la Unidad de Enfermedades Digestivas de Policlínica Gipuzkoa.

El cirujano explica que “a la hora de valorar qué pacientes son susceptibles de cirugía, empleamos el índice de masa corporal (IMC) como indicador de adiposidad corporal. En función de la cifra de IMC se determina el grado de obesidad y el riesgo de enfermedades asociadas”. Un paciente con una cifra entre 25 y 30 se considera que está sano, mientras que si se encuentra por encima de 30 se le diagnostica obesidad. En el caso de aquellos pacientes con un IMC superior a 40 se considera que sufren de obesidad mórbida, siendo extremadamente alto el riesgo de enfermedades asociadas a la obesidad.

“La prevención de la obesidad es un problema fundamentalmente educacional, – reconoce Murgotio – , se ha observado un aumento en la prevalencia de obesidad en los países industrializados, debido principalmente, a la abundancia de alimentos altamente energéticos que rompen el balance de ingesta/gasto haciendo aflorar la carga genética subyacente”.

“Las operaciones que realizamos en la Unidad son mínimamente invasivas y logramos no solo que el paciente disminuya su sobrepeso, sino que, a su vez, el 90% mejora en la hipertensión arterial, el 99% en la apnea del sueño, el 55% en la diabetes mellitus tipo II y el 80% en las hiperlipidemias. Todo ello puede lograrse gracias al seguimiento multidisciplinar y cercano al paciente que nos ayuda a conseguir los mejores resultados”, subraya el cirujano general de la Unidad Integral de Obesidad de Policlínica Gipuzkoa.


eider_sanchez_nutricionista_03

Huevos y colesterol: desmitificando antiguas creencias

Diversas investigaciones han desmentido la creencia que dice que el colesterol del huevo es perjudicial para la salud. Se ha demostrado que el aumento del colesterol en la sangre no depende de la cantidad de huevos consumidos. Por lo que hoy día no existe limitación semanal en lo que a consumo de huevos se refiere, se recomienda que los huevos formen parte de una dieta equilibrada sin limitación en cantidad pero sin abusar de ellos.

Es cierto que los huevos tienen colesterol. No obstante, diversos estudios desmitifican la arraigada creencia que dice que el colesterol del huevo es perjudicial para la salud. Durante décadas, se ha recomendado limitar el consumo de huevo, sin embargo, las investigaciones demuestran que, que el colesterol en sangre aumente, no depende de la cantidad de huevos consumidos en una semana sino de que se lleve una dieta controlada en grasas saturadas.

“Además – explica Eider Sánchez, nutricionista en Policlínica Gipuzkoa -el huevo tiene sustancias que dificultan que su propio colesterol sea absorbido por nuestro cuerpo, aunque parezca mentira los huevos contienen ácidos grasos insaturados de manera natural. Consumir huevos enriquecidos en omegas 3 puede contribuir a reducir los triglicéridos, disminuir los riesgos asociados a enfermedades cardiovasculares y arterosclerosis. Por eso, también es importante tener en cuenta que no todos los huevos son iguales. La mayoría de los huevos que encontramos en los supermercados provienen de gallinas que han crecido en criaderos y han sido alimentadas a base de cereales, pero los huevos más sanos son los que los que han sido enriquecidos con Omega 3 o los que provienen de gallinas que han sido alimentadas con piensos o semillas ricas en ácidos grasos insaturados como chia, aceite de lino y colza”.


eider_sanchez_nutricionista_policlinica_gipuzkoa_2

Los peligros de las dietas milagro

Las dietas milagro distan mucho de las dietas elaboradas por profesionales de la nutrición, ya que se caracterizan por la promesa de una gran pérdida de peso en muy poco tiempo, de manera casi inmediata.

Una dieta milagro promueve una alimentación desequilibrada y por lo general restrictiva, ya que suelen excluir muchos alimentos o grupos de alimentos que contienen nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo. En consecuencia, pueden producir carencias nutricionales o complicaciones en personas con patologías como la diabetes, la insuficiencia renal o la hipertensión.

Promueven una pérdida de peso inmediata, producida por una pérdida de agua y músculo corporal, lo que genera un efecto rebote en cuando se abandona la dieta. En muchas ocasiones, se produce una ‘reganancia’ de peso, es decir, un aumento de peso superior al que se había perdido.

Son muchos los mitos que rodean a las dietas milagro. Hay quien afirma que el consumo de agua durante las comidas contribuye a engordar, que no se debe picar entre horas, que existen alimentos que ayudan a perder grasa o que saltarse comidas hace que la dieta sea más efectiva.

Son varios los factores que han de tenerse en cuenta a la hora de elegir una dieta para perder peso. Las dietas milagro ponen en peligro la salud y generan un efecto rebote echando hacia atrás lo logrado con la dieta. Los nutricionistas, a la hora de realizar las dietas, tienen en cuenta los gustos personales, metabolismo, composición corporal e historial clínico de cada uno. No se debe olvidar, que la auténtica clave para poder perder peso y sentirse bien con uno mismo, es la educación nutricional, llevando a cabo una dieta saludable y equilibrada todos los días.


Eider Sánchez, nutricionista

Perder peso después de las fiestas

La nutricionista de Policlínica Gipuzkoa, Eider Sánchez, acudió al programa de Teledonosti ‘Mejórate’ el pasado jueves, 24 de enero.

Tras los excesos de las comidas en Navidad le sigue la comilona del Día de San Sebastián. Eider Sánchez, habla en el programa ‘Mejórate’ sobre la importancia de llevar a cabo una dieta equilibrada y constante, haciendo especial hincapié en que las prisas no son buenas.

En el siguiente enlace del programa encontrarán las recomendaciones de la nutricionista para comenzar una dieta y el efecto que las denominadas dietas milagro o dietas rápidas tienen en los pacientes, ya que este tipo de dietas no están diseñadas de forma específica para cada paciente y constituyen un peligro para su salud.

Además, explicará como influyen en la bajada de peso las distintas fases de vida del paciente, como la menopausia, que dependiendo del paciente puede llegar a causar una ralentización en la pérdida de peso.

Esto y mucho más en el siguiente enlace:

 

https://www.youtube.com/watch?v=_CU5-VHXlH8