Las oftalmólogas Monica Pérez y Elena Arcelus de Policlínica Gipuzkoa

Di adiós a gafas y lentillas

Las oftalmólogas de Policlínica Gipuzkoa, Elena Arcelus y Mónica Pérez, explican la técnica de Láser Excimer para pacientes con miopía, astigmatismo e hipermetropía.

https://www.youtube.com/watch?v=hQTCqQYyZZE

 

Los estudios indican que un 53% de la población usa gafas y el uso de lentillas para corregir los defectos visuales se está incrementando cada vez más. En muchas ocasiones los usuarios de lentes de contacto sobrepasan el uso de horas recomendado, y si a esto se le suman otros factores como la falta de higiene y de humectación ocular con lágrimas artificiales, puede conllevar importantes complicaciones oftalmológicas como pueden ser las úlceras corneales.

 

¿Qué condiciones debe cumplir cualquier persona para corregir la miopía, astigmatismo o hipermetropía con Láser Excimer?

Primero la edad, hay que tener más de 20 años, segundo, que haya una estabilidad del defecto y tercero, el más importante, que la córnea pueda ser tratada (se deben cumplir unos criterios como el espesor y la morfología de la córnea). Este procedimiento corrige con éxito un máximo de 7 dioptrías en miopías, 5 en hipermetropías y 3-4 en astigmatismos.

 

¿En qué consiste la operación con Láser Excimer?

Dentro del láser Excimer hay dos tipos de procedimiento. Uno mediante aplicación directa que llamamos PRK y otro mediante corte que llamamos LASIK. En función del grosor de la córnea y del número de dioptrías que tengas que corregir, utilizas un procedimiento u otro. Ambas son muy sencillas y se hacen con anestesia local. En el caso de la PRK, se aplica directamente el láser, mientras que en el LASIK se levanta un colgajo en la córnea antes del láser. Ambos procedimientos duran unos 3 minutos.

 

¿Cuáles son las ventajas de una u otra técnica?

La recuperación con el LASIK es más rápida, de manera que el paciente sale viendo del quirófano, pero nosotros en Policlínica le solemos indicar que espere en el ante-quirófano, en un cuarto habilitado especialmente para ellos, porque a los tres cuartos de hora aproximadamente, se revisa el corte corneal y si está todo bien, se manda al paciente a casa. La PRK tiene una diferencia respecto al LASIK y es que la recuperación es un poquito más lenta, pero el resultado final es el mismo.

 

Consejos para cuidar la visión:

– Realice descansos periódicos y parpadee con frecuencia cuando esté delante del ordenador o leyendo un libro.

– Utilice una buena iluminación.

– Evite ambientes secos, con humo, aire acondicionado o calefacción.

– Si es portador de lentes de contacto, no abuse del uso recomendado y tenga mucha higiene.

– Protéjase del sol con gafas con el filtro adecuado.

– Cuide su alimentación.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015