Personas

El primer centro sanitario de nuestro entorno, capaz de cubrir todas las especialidades de la medicina

La salud
persona a persona

Nuestro objetivo desde que nacimos: la salud de nuestros pacientes

Profesionales

Somos 400 profesionales que crean, día a día, espacios vitales y acogedores

Personas implicadas

Ofrecemos a nuestros pacientes y sus familias el mayor confort y la más agradable recuperación

Tecnología

Apostamos por la incorporación permanente de los últimos medios diagnósticos y quirúrgicos

Con la última tecnología
puesta a tu disposición

Hemos sido siempre pioneros en la incorporación de la última tecnología

Donostia / San Sebastián
943 00 28 00

Urgencias
943 00 28 65

Un hospital referente en cirugía avanzada

Iñaki, Francisco y AscensiónCardiología
Testimonio de pacientes operados de corazón en Policlínica Gipuzkoa Ver más historias
Profesionales
+450
Urgencias
+28.000
Intervenciones
+8.000
Quirófanos
12
Camas
180

El último año ha dado para mucho. Estos son algunos datos que queremos compartir.

Bienvenidos a la vida

Ginecología y Obstetricia

Hoy damos la bienvenida a Leticia, Lucas y Gabrielly . Zorionak!

Leticia Lucas Gabrielly
Noticias

Cada vez atendemos a más jóvenes con problemas auditivos por el mal uso de los auriculares

Dr. Altuna

Los jóvenes emplean los auriculares durante muchas horas al día con volúmenes que exceden la intensidad aceptable para el oído humano. Esto puede causar en ellos pérdida auditiva, pues la “agresión” que sufren los oídos con tanto ruido genera un daño y desgaste en las células del oído interno que pueden desencadenar un daño irreversible. “De un tiempo a esta parte, los pacientes jóvenes nos consultan cada vez más por ruido en el oído, lo que se conoce como acúfeno o tinnitus. Además, un porcentaje creciente se queja también de pérdida auditiva en ambientes con ruido de fondo» reconoce el otorrinolaringólogo de Policlínica Gipuzkoa Xabier Altuna, quien es también el Jefe de la Unidad de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Donostia. «Por desgracia – añade –, cada vez atendemos a más pacientes jóvenes por este motivo”.

El límite de decibelios que puede soportar el oído durante varias horas para no dañar las estructuras internas es de 55, y todo lo que esté por encima de los 85 decibelios reduce considerablemente el tiempo de tolerancia auditiva. Xabier Altuna asegura que «no debemos someter a los oídos sonidos de 90 decibelios durante más de 2 horas o a sonidos de 100 decibelios durante más de 15 minutos, pero los MP3 y móviles con auriculares pueden llegar hasta los 120 decibelios».

La concienciación para evitar llegar a problemas auditivos irreparables es fundamental pues “atender a un paciente joven por daño auditivo supone que a la edad adulta este se pueda agravar exponencialmente”. Los consejos para prevenir son sencillos y se deberían tomar muy seriamente. En palabras del otorrinolaringólogo, “lo principal es evitar exposiciones a volúmenes muy altos durante periodos prolongados. Ante cualquier síntoma de ruido o pitido en el oído, o sensación de haber perdido agudeza auditiva, es imprescindible consultar con un especialista para evitar que el problema se vuelva irreparable”.