dra_teresa_serrano_endocrinologa_policlinica_gipuzkoa-1500x1000

La diabetes afecta, aproximadamente, a un 14 % de la población española

Casi el 90% de los afectados, tienen diabetes tipo 2, que está estrechamente relacionada con los hábitos de vida (dieta, ejercicio, sueño…). Casi el 10% restante sufre de diabetes tipo 1, que suele diagnosticarse en la etapa de la infancia-adolescencia.

La Dra. Teresa Serrano, endocrina de Policlínica Gipuzkoa, confirma que, además de la diabetes tipo 1 y 2, “entre el 6 y 8 % de los embarazos suele darse la diabetes gestacional, un tipo de diabetes transitoria que suele remitir tras el parto y, si tiene lugar durante el embarazo, puede incrementar el riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2 a lo largo de la vida”.

Serrano identifica que las personas más propensas a padecer la diabetes de tipo 2 son aquellas con “obesidad, sedentarias, mujeres, personas con antecedentes familiares de diabetes tipo 2 y personas de estratos socio económicos desfavorecidos”. Por otro lado, la diabetes gestacional es más habitual en aquellas embarazadas con edades superiores a los 35 años, obesas o con sobrepeso, con antecedentes familiares y sedentarias.

Tanto la esperanza de vida del paciente como su calidad ha ido aumentando con el avance de los nuevos tratamientos. Actualmente, “la investigación de nuevos tratamientos tiene presente que éstos puedan contribuir en la pérdida de peso, ya que el exceso de peso es uno de los principales factores implicados en la diabetes tipo 2” comenta Serrano, además, “otro de los focos en los que se centra la investigación actual es que los fármacos sean seguros desde el punto de vista cardiovascular y que puedan, incluso, prevenir el posible desarrollo de infarto de miocardio y cerebral, una de las principales complicaciones de la diabetes”.

En lo que al tratamiento de la diabetes tipo 1 se refiere, Serrano comenta que “las insulinas se han hecho mucho más estables y se ha avanzado mucho en la monitorización de glucemia con dispositivos inteligentes (monitorización continua de glucemia) que ahorran casi todas las punciones en los dedos del paciente y dan una gran cantidad de información, no solamente acerca de la glucemia puntual, sino también en cuanto a la tendencia de dicha glucemia en el tiempo”.

La aceptación de esta enfermedad por parte de los pacientes no es sencilla, sobretodo en los casos de diabetes tipo 1, que suelen ser diagnosticados especialmente en personas jóvenes y con síntomas que requieren ingreso hospitalario. La endocrina reconoce que “en el momento del diagnóstico, el paciente y sus familiares reciben un ‘shock’ acompañado de un ‘bombardeo’ de información que tardan cierto tiempo en procesar, algunos, en su mayoría diabéticos tipo 1, entran en una fase de negación debido a la dificultad que les supone asimilar esta nueva situación”.

A diferencia de la diabetes tipo 1, Teresa Serrano afirma que la diabetes tipo 2 “va avisando, por lo que al paciente no le coge por sorpresa el diagnóstico. Cierto es que solemos encontramos con resistencias al cambio en el estilo de vida, ya que se suele diagnosticar a edades más avanzadas de la vida cuando los hábitos están más formados”. No obstante, los avances médicos y tecnológicos están mejorando considerablemente el estilo de vida al que deben adaptarse los diagnosticados con esta enfermedad de la glucosa.


Lo más visitado

Aulas ya celebradas 2018

Aulas celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015