La nueva Unidad de Ondas de Choque de Policlínica Gipuzkoa realiza tratamientos de Ondas de Choque en tres tipos de patologías, general­mente crónicas, entre las que se encuentran: las patologías óseas (Pseudartrósis y Retar­dos de Consolidación de las Fracturas, Osteo­necrósis, Osteocondritis, etc.), las patologías cu­táneas (Úlceras y Heridas Crónicas, Cicatrices Hipertróficas, etc.) y las patologías músculo-ten­dinosas crónicas (Tendinopatías Crónicas, con y sin Calcificación, Mialgias Crónicas, Cicatri­ces Musculares Dolorosas, etc.). El Dr. José Ramón Aranzábal, especialista en Traumatología, liderará esta nueva Unidad, dirigida a pacientes que no han podido solucionar sus problemas con los tratamientos convencionales.

El tratamiento con Ondas de Choque tiene múltiples beneficios. Se trata de un tratamiento regenerativo, la mayoría de las veces ambulante y con un alto grado de efectividad. Lo habitual es que sean necesa­rias, al menos, tres o cuatro sesiones de tra­tamiento separadas entre sí por un intervalo de tiempo que depende del tipo de patología que se esté tratando, y la mayor parte de las sesiones se pueden realizar en media hora.

La aplicación de los tratamientos suele con­ducir a una regeneración de las estructuras afectadas y a una resolución progresiva del proceso. Aunque en muchas ocasiones la mejoría se nota desde la primera sesión de tratamiento, lo habitual es que se vaya pro­duciendo progresivamente.