Esqueleto Digital, Policlínica Gipuzkoa, Donostia, San Sebastián

Una solución para cada caso

En Policlínica Gipuzkoa encontrará un equipo de profesionales que combinan experiencia, conocimiento y que siempre apuesta por la innovación en la incorporación de las nuevas técnicas quirúrgicas y medios diagnósticos no invasivos.

En Policlínica Gipuzkoa un amplio equipo de prestigiosos traumatólogos ofrecen la respuesta para cada caso, aportando experiencia, conocimiento e innovación a partes iguales para encontrar la mejor solución para cada paciente. Este amplio elenco de profesionales ofrece soluciones multidisciplinares, ya que a su vez hoy la traumatología abarca muchas subespecialidades, desde la cirugía de mano, pie, rodilla, hombro, cadera, a la aplicación a su vez de nuevas técnicas y soluciones, desde la medicina regenerativa con factores de crecimiento, a infiltraciones contra la artrosis como el Ortokhine; además de las técnicas artroscópicas, la implantación de prótesis o la recomposición y remodelación de fracturas. Utilizando, si es preciso, fijadores tridimensionales.

“A menudo me llega un paciente, una vez que sabe que la solución a su problema es quirúrgico, pidiéndome que le opere mediante artroscopia y tengo que explicarle que debemos buscar la mejor solución para su caso que, muchas veces es mediante artroscopia, pero no siempre. Por ejemplo, para implantar una prótesis de hombro noprocede”, explica el traumatólogo Ricardo Cuéllar. En la actualidad la traumatología ha avanzado tanto que hace que los propios traumatólogos tiendan a hiperespecializarse y se deriven los casos en función de ello.

En Policlínica Gipuzkoa se ha apostado siempre por la innovación en la incorporación de las nuevas técnicas quirúrgicas y medios diagnósticos no invasivos desde que abrió sus puertas en 1975. Desde entonces, se ha buscado atraer a los mejores especialistas para que los guipuzcoanos no tuvieran que salir de su Territorio para resolver con celeridad y garantías sus problemas de salud. En todos estos años, el servicio de Traumatología de Policlínica ha logrado concentrar a un equipo de grandes especialistas con experiencia y prestigio contrastados en todo el Estado. Desde el catedrático y profesor universitario en Traumatología, Jaime Usabiaga, a los pioneros artroscopistas José Achalandabaso y Javier Albillos, así como Eduardo Escobar o el experto traumatólogo de las grandes cirugías, Josetxo Renobales, pionero en la utilización de fijadores tridimensionales. Grandes nombres de la traumatología guipuzcoana a los que en los últimos años se han ido sumando nuevos talentos como el propio Ricardo Cuéllar y todo un equipo de jóvenes traumatólogos que vienen a aportar el relevo generacional que garantiza la asistencia del servicio.

Fijador tridimensional

En palabras del Dr. Renobales, “un fijador tridimensional permite remodelar y redirigir una fractura que ha soldado torcida, porque está comprobado que el hueso está vivo, al igual que el callo de soldadura, lo que nos permite moldear y rotar hasta lograr la alineación perfecta”. En Gipuzkoa sólo él realiza esta técnica que, además de permitir modificar las angulaciones de la soldadura, permite lograr acortamientos y alargamientos de huesos, aunque según afirma esto sólo lo realiza cuando médicamente está indicado, nunca por razones de estética.

Un fijador tridimensional remodela y redirige una fractura que ha soldado torcida, porque se ha comprobado que el hueso está vivo

En palabras de Renobales, “no es una solución que se utiliza en mucha gente por su complicación y porque requiere un exhaustivo seguimiento durante el postoperatorio, que suele durar varios meses y debe contar con la colaboración del paciente”.

Factores de crecimiento

En Policlínica Gipuzkoa, Javier Albillos ha sido pionero en la aplicación de factores de crecimiento para el tratamiento de lesiones traumatológicas. Estas infiltraciones las realiza en varias sesiones, en la Unidad de Hospitalización de Día y los resultados son muy satisfactorios. Se trata de utilizar sangre del propio paciente, para procesarla y obtener un plasma rico en factores de crecimiento que se colocan en la zona que se va a tratar, mediante infiltraciones.

Las infiltraciones suelen realizarse en varias sesiones y los resultados son muy satisfactorios. En una semana se aprecia la mejora

En apenas una semana se observa que la zona lesionada ha cica- trizado a una velocidad cuatro veces mayor que si se hubiera seguido el procedimiento normal. Observándose además que los factores tienen no sólo poderes aceleradores de la cicatrización, sino también antiinflamatorios y analgésicos; y no sólo en las lesiones de huesos, sino también en cartílagos, músculos y piel.

Prótesis

En la actualidad se ha conquistado ya una larga experiencia en la implantación de prótesis para diversas articulaciones. Desde la cadera o rodilla, las más extendidas, hasta el hombro que es quizás la menos popular por su menor incidencia. “La necesidad de una prótesis de hombro –explica Ricardo Cuéllar- surge como consecuencia de una fractura compleja o de secuelas de lesiones que, con el tiempo, requieren un cambio de la articulación, casi siempre en personas mayores de sesenta años”.

Las implantaciones con Orthokine para la artrosis dan muy buenos resultados y son un paso previo a soluciones más drásticas

En palabras de Ricardo Cuéllar, “la implantación de prótesis de hombro, que no pueden implantarse más que por cirugía abierta, es una cirugía relativamente sencilla que casi siempre está indicada en pacientes con artrosis evolucionada de hombro o a causa de una evolución a largo plazo de una rotura del manguito rotador. También puede ser precisa en el caso de secuelas de fracturas complejas, que no han consolidado bien o se han infectado o incluso han provocado una artrosis posterior”.

En su experiencia de más de 20 años implantando prótesis de hombro destaca que las prótesis de hombro también han evolucionado mucho, pudiendo hoy elegir entre diferentes opciones como la “prótesis inversa” o las “prótesis anatómicas” que permiten ajustarse mucho más a cada caso con resultados muy satisfactorios.

“La experiencia es que hoy la Traumatología -como explica el profesor catedrático de la especialidad en la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco, Jaime Usabiaga y miembro des- tacado del servicio en Policlínica Gipuzkoa- ha crecido tanto que permite que nos subespecialicemos porque ya hoy no es posible que un solo traumatólogo sepa de todo con la intensidad y pericia que se requiere; de ahí la importancia de tender a crear equipos multidisciplinarios dentro de la propia especialidad”.


Aulas ya celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015