1_dr-moreiras_fireweyni_fundacionetipiautopia

Una joven etíope es operada de corazón gracias a la colaboración entre Policlínica Gipuzkoa y la Fundación Etiopía Utopía

La colaboración, sin ánimo de lucro, entre las dos entidades ha conseguido tratar a la joven que sufría de una cardiopatía congénita que le generaba un cansancio continuo y le evitaba hacer una vida normal, tras meses gestionando su caso.

El prestigioso equipo de cirugía cardíaca de Policlínica Gipuzkoa que dirige el cirujano cardiovascular Ignacio Gallo ha intervenido esta semana a Fireweyni Zereu, una adolescente etíope. Gracias a la colaboración entre Policlínica Gipuzkoa y la Fundación Etiopía-Utopía ha podido viajar y someterse a una operación de cardiopatía congénita.

Según el cirujano cardíaco Ignacio Pérez-Moreira la paciente sufría de “una enfermedad congénita de nacimiento que es una alteración del desarrollo fetal del corazón y que puede ser completa o parcial”. Dicha patología “le hacía sentir un cansancio continuo y había alterado su crecimiento, que es mucho más lento y le hace aparentar una edad inferior a la suya, menos de los 19 años que tiene”, subraya.

En el caso de Fireweyni Zereu la intervención ha sido del canal atrioventricular parcial, por lo que “la corrección ha consistido en crearle un nuevo tabique interventricular y repararle las válvulas del corazón”, puntualiza el especialista.

Para llevar a cabo el proceso, aunque Fireweyni lleva una semana aquí, “teníamos el historial desde hace varios meses y al tratarse de una paciente joven no necesitábamos de muchos exámenes invasivos y los no invasivos los tenía hechos – explica el Dr. Ignacio Pérez-Moreira-, el día antes de la intervención convocamos a Fireweyni para hacer el pre-operatorio y una ecografía para confirmar toda la información que teníamos y al día siguiente llevamos a cabo la operación con éxito”.

Gracias a la intervención, Fireweyni podrá llevar una vida totalmente normal

Dejará de sentir fatigas, cansancio continuo e incluso podrá ser madre. Por ahora, descansará durante un mes en casa de una de las voluntarias de la Fundación Etiopía Utopía, mientras se le realiza “un seguimiento normal que terminará con una ecografía final para confirmar que toda la evolución ha ido sin problemas”.

Según Imanol Apalategi, Director de la Fundación Etiopía Utopía, “en España esta enfermedad se opera a los niños de cuatro años pero en el caso de Fireweyni las primeras ecografías que tenemos son del 2008, cuando tenía 11 años, y no teníamos posibilidad de operarle allí”. Algo que según el director de la Fundación es aparentemente normal ya que en Etiopía no existe esa cultura de la salud e ir al médico, no hay pediatras y solo un 6% de las mujeres va a dar a luz a un hospital.

El proceso de traer a Fireweyni ha sido largo ya que era necesario que tuviera todas las pruebas diagnósticas necesarias y que su patología fuera tratable. “Hasta la última semana no sabíamos si Fireweyni podría viajar y movimos todos nuestros contactos para conseguirlo. Al final pensamos que desde el punto de vista ético no podíamos dejar morir a una niña ni que tuviera un periodo de vida más corto por esta enfermedad”, concluye Apalategi.

Desde la Fundación Etiopía Utopía agradecen a Policlínica Gipuzkoa y en especial, al Dr. Ignacio Gallo y su equipo, su excelente disposición desde el primer momento que se les planteo el caso.


Próximas Aulas 2017

Aulas ya celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015