Javier Alfaro, podólogo de la Unidad del Pie de Policlínica Gipuzkoa y Podoactiva

Javier Alfaro: “Un buen estudio de la pisada puede evitar problemas de rodilla”

Desde un niño de 4 años hasta una mujer de 88, pasando por un jugador de fútbol de Primera División o aficionados al ‘running’ que participan en carreras populares. El podólogo Javier Alfaro atiende a un variado perfil de pacientes, porque se estima que siete de cada diez personas padecen una patología relacionada con los pies, lo que produce desde malestar al andar hasta problemas que afectan al esqueleto y, sobre todo, a la rodilla. Alfaro, que cuida de los pies de los jugadores de la selección española de fútbol, ofrece hoy, dentro del Aula de Salud de Policlínica Gipuzkoa, consejos y recomendaciones para la vida diaria y la actividad deportiva. Será a las 19.30 horas en la sala Kutxa de la calle Andía de Donostia, con entrada libre.

Entrevista a Javier Alfaro, podólogo de la Unidad del Pie

Fuente: Diario vasco

Así como se dice que somos lo que comemos, ¿somos como pisamos?
– Es verdad que la forma de pisar nos puede influir, hasta en nuestra forma de ser. Una persona con un pie plano puede ser mucho más tranquila, le cuesta más esfuerzo hacer actividad física. En cambio, una persona con un pie cabo esmás dinámica, se mueve con mayor facilidad. Igual ese pie cabo luego le puede dar problemas, pero es cierto que la pisada nos puede marcar.
¿Cuáles son los cuidados básicos del pie?
–Hay unos muy fáciles de hacer en casa, como cortarse las uñas bien, rectas, e hidratar los pies. Si tenemos callos y durezas, hay que acudir al podólogo no solo por quitarlas, sino porque esa dureza puede ser un indicativo de que hay algo que no está funcionando bien. Es como las ruedas del coche: si gastas más de un lado no solo consiste en cambiarlas, igual están mal alineadas. Si se te están formando durezas, posiblemente estés pisando mal. Entonces, habrá que hacer un estudio biomecánico de la pisada y con eso determinar cuál es el problema y ver si se puede hacer algo para mejorarlo. A veces nos llevamos sorpresas y ni habíamos pensado pero se nos esté generando un desgaste en la rodilla que, con los años, puede derivar por ejemplo en una condromalacia en la rótula.
 ¿Detectan muchos problemas de rodilla?
– Hacemos más plantillas por problemas de rodilla que por los del pie. La rodilla es una articulación muy vulnerable que está encima del pie, y si el pie se va para dentro o para fuera la rodilla va a sufrir esosmovimientos y muchos desgastes, que son evitables con una plantilla.

¿Cuáles son los problemas más habituales que ven en la Unidad del Pie?
– Por un lado, los propios del pie: juanetes, neuroma de Morton, dolor en la almohadilla plantar, fascitis plantar… Pero luego hay muchos de la pierna, sobre todo sobrecargas musculares, tanto a nivel de gemelo, de isquiotibiales y en lamusculatura lumbar, que está muy influenciada por el tipo de pie.
¿Y todo esto se puede corregir con plantillas?
– Una plantilla no es un milagro ni una solución única,muchas veces es un complemento más. Si tienes una hernia discal de L5-S1, posiblemente con una plantilla solo no se
te va a curar, pero va a ayudar a que acumules menos tensión y seguro que te encuentras mejor.
¿Para quién está indicado el estudio de la pisada?
– Parece que es un tema enfocado al deporte, pero no. Todo el mundo puede hacerse el estudio, no se pierde nada. Eso no quiere decir que todo el mundo necesite plantillas ni de lejos; en el colectivo que vemos, más omenos un 15%. Por nuestra puerta sale mucha gente sin plantillas tras realizarles el estudio, aunque sí con consejos sobre estiramientos, calentamiento, hidratación… Hacer un estudio significa que te analicen cómo pisas, si esa forma de pisar te repercute al resto de estructuras y quizás indicándote cuál es el calzado o deporte más adecuado para ti no hace falta nada más.

¿En qué consiste este estudio?
–Además de hablar con el paciente sobre el problema y recopilar datos, se mira si hay una piernamás larga que otra, la cadera, rodilla y toda la musculatura. En parado, se hacen unos test par ver cómo funciona el pie y de qué tipo es. Luego analizamos la dinámica andando y si el paciente es corredor o deportista, tenemos una pista instrumentada de veinte metros para que corra. Todos estos datos reales van al ordenador y, tras analizarlos, se ve si se necesita plantilla o el tipo de solución. Si hay que hacer plantilla, ahí es donde nuestra unidad es más diferencial.
¿Por qué?
– Usamos tecnología podoactiva, que tiene una patente mundial por el que se escanea el pie en 3D, lo que permite obtener un molde virtual con láser para luego, con el estudio previo, cruzar los datos y hacer una simulación en ordenador. Luego se fabrica la plantilla en la sede de Huesca de Podoactiva, que es una empresa de biotecnología en la que trabajan ingenieros, físicos, podólogos y fisios. Una vez que el paciente empieza a usarlas, hacemos revisiones para ver si todo va bien o es preciso corregir algo. Suelo decir que no hacemos plantillas, sino tratamientos, que duran, como mínimo, un año.
¿A gente de qué edad tratan?
– De todas, desde 2 hasta los 99. Si no hay problemas, a partir de los cuatro años es conveniente hacer el estudio a un niño simplemente para ver la evolución, porque la mayoría de veces no va a hacer falta plantilla. Hay un error que cometemos muchas veces y es pensar que el pie de un niño es el de un adulto enminiatura, y no es así. Un pie va en función de la edad de desarrollo de ese niño.A esas edades tempranas, una intervención a tiempo evita problemas futuros, porque podemos cambiar mecánicamente cómo funciona ese pie. Un pie plano flexible, por ejemplo, puede ser corregible.

Usted viaja con la selección española de fútbol y trata a otros deportivas de élite. ¿Todos llevan plantillas?
– Casi todos acaban usándolas, porque aunque no pisen mal la exigencia es tan alta que antes o después va a salir un problema que con una plantilla es minimizable. Nuestro
banco de pruebas son deportistas de élite y es eso mismo lo que aplicamos al paciente de calle a un precio competitivo.
 ¿De cuánto dinero estamos hablando?
– El estudio biomecánico cuesta unos 40 euros. La plantilla, si es la ‘top’ de gama, la élite sport, con todas las visitas del año incluida son 230 euros.
Luego hay una plantilla más asequible, sobre 150 euros. En niños es más barato.
Correr está demoda. ¿Qué recomendaciones da a los corredores?
– De la misma forma que aconsejo hacerse una prueba de esfuerzo, hacerse el estudio de la pisada para evitar problemas. Respecto al calzado, si se hacen plantillas la mayoría del calzado va a ser neutro, no de control de pronación ni de supinación… Intentamos estar actualizados en modelos de zapatillas y suelo acabar recomendando 3-4modelos de distintas marcas en función del tipo de pisada, peso, técnica de carrera…
¿Y qué me dice del calzado del día a día? ¿Qué piensa cuando ve a una mujer con taconazos?
–Suelo decir que como Almodóvar, los tacones mejor lejanos. Una cosa es ponértelos para una fiesta o una boda, algo puntual, el problema viene con el día a día. El muy plano también da problemas, porque hace que se carguen los gemelos y la zona lumbar. El tacón ideal es el de 1,5 o 2 centímetros. Con las chancletas pasa lo mismo. Están bien para ir a
la playa, pero no para hacermás actividad de la cuenta, porque como no está sujeta hacemos dedos en garra y lamusculatura se fatiga más. El calzado puede ser abierto, pero sujeto.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015