Primera corrección ósea con tecnología digital en el País Vasco

La realizó el traumatólogo José Ignacio Martínez Renobales en Policlínica Gipuzkoa a un paciente que presentaba una pierna desviada como consecuencia de un accidente laboral.

El traumatólogo José Ignacio Martínez Renobales, con más de 30 años de experiencia en el ejercicio de la Traumatología en Policlínica Gipuzkoa, ha practicado -el pasado 3 de abril -, la primera cirugía en la Comunidad Autónoma Vasca en la que se ha utilizado un fijador externo tridimensional asociado a un software que ofrece la indicación exacta de la corrección ósea a realizar.

El paciente, varón de 43 años, presentaba importantes lesiones en una pierna como consecuencia de un accidente laboral. Así, se observaba un acortamiento de la extremidad, junto a una desviación hacia adentro y una báscula hacia atrás de la extremidad. La pierna presentaba, en resumen, tres lesiones que debían ser tratadas simultáneamente para lograr la función normal de la extremeidad de nuevo.

El Dr. Renobales, que ya conocía de la existencia de esta solución británica de nombre “Taylor”, apostó desde el primer momento por su utilización para este caso.

El paciente fue intervenido el pasado 3 de abril y en quince días mediante esta nueva aplicación las tres lesiones de su pierna estaban corregidas. Ahora, cuando se cumplen dos meses desde la intervención, el paciente se encuentra ya andando con el fijador y sin muleta. En opinión del Dr. Renobales en tres meses, contabilizados a partir de la intervención, el paciente estará haciendo vida normal. De no haberse realizado esta intervención, la evolución lógica de este tipo de lesiones es que a largo plazo hubiera padecido una artrosis crónica de rodilla.

Esta nueva tecnología del fijador externo tridimensional asociado a un software, supone una revolución en el mundo de la resolución de las lesiones óseas complicadas especialmente cuando se presentan distintas alteraciones en un mismo miembro.

En palabras del Dr. Renobales, “hemos hecho muchas cirugías con fijadores externos y cada uno vale para una cosa. La novedad aquí es la aplicación del software inteligente”. Este software recibe la información que desde el diagnóstico médico por imagen se obtiene sobre la situación de partida de la lesión y, una vez que le indica el punto final al que se quiere llegar tras la corrección, él mismo ofrece la indicación exacta de las correcciones que hay que realizar.

Esta nueva solución, en opinión del Dr. Renobales, supone una gran esperanza para una enfermedad infantil como es “la osteogénesis imperfecta”. Se trata de una enfermedad que se presenta con huesos muy elásticos en niños que, cuando acaban de crecer, tienen grandes desviaciones óseas. Para ellos, está especialmente indicado este sistema.


Lo más visitado

Aulas ya celebradas 2018

Aulas celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015