Prevención y tratamiento para el Cáncer Ginecológico en el Aula de Salud de Policlínica Gipuzkoa

http://www.youtube.com/watch?v=KHcds-O_sGk&list=UUzEPAlb1mJ0W4Z8YFljjaFA

El incremento de las relaciones sexuales esporádicas hace que entre el 75 y 80 % de las mujeres sexualmente activas estén a lo largo de su vida en contacto con el virus del Papiloma Humano

Bajo el título “Prevención y tratamiento del cáncer ginecológico” se celebrará mañana, 20 de marzo, el segundo Aula de Salud de Policlínica Gipuzkoa, en la Sala Kutxa de la Calle Andía a las 19:30 horas de la mano del especialista en cirugía ginecológica-oncológica Juan Carlos Muruzábal.

El ginecólogo errenteriarra, Juan Carlos Muruzábal, explica que “para hacernos una idea de la realidad a día de hoy en Gipuzkoa de los cánceres ginecológicos, el grado de incidencia aproximado por año es de: 425-450  cánceres de mama, 70-75 de endometrio, 40-45 de ovario , 25-30  de cuello y 6-10 de vulva“.

Respecto al cáncer de endometrio, podemos afirmar que  es el de mejor pronóstico. La señal de alarma se establece cuando una mujer que ya está en la menopausia tiene una pérdida de sangre. Se opera por laparoscopia y presenta unos índices de recuperación excelentes. El cáncer de ovario no se puede prevenir ya que es muy difícil de diagnosticar precozmente y debe ser tratado de forma radical a través de cirugía convencional, por un equipo quirúrgico especializado.

En lo referente al cáncer de cuello, Muruzábal destaca que “entre el 75 y 80 % de las mujeres sexualmente activas van a estar a lo largo de su vida en contacto con el Virus del Papiloma Humano, condición indispensable para tener cáncer de cuello de útero, aunque es fácil de prevenir con la vacuna del Virus del Papiloma Humano y las revisiones periódicas con citología” tranquiliza el doctor.

En el último lugar de incidencia se encuentra el cáncer de vulva, que suele presentarse acompañado de un picor persistente. “Ante picores insistentes acudan al ginecólogo para que valore si hay que hacerles una biopsia y descartar que no existauna lesión maligna“, recomienda Muruzábal.

En general, los tratamientos para los tumores ginecológicos son preferentemente quirúrgicos, aunque en ocasiones se complementen con radioterapa y/o quimioterapia.  Por eso resulta fundamental extirpar el tumor de manera satisfactoria para que no se pueda extender en el futuro. “Hoy en día, la mayor parte de las cirugías las realizamos por laparoscopia –explica Juan Carlos Muruzabal-. Es una intervención menos agresiva para la paciente y en una media de tres días puede darse el alta hospitalaria”.

Las ventajas de la cirugía laparoscópica son fundamentalmente cuatro: mayor precisión quirúrgica, un postoperatorio más corto, mejoría de la estética y psicológicamente más llevadero para la paciente.

 


Próximas Aulas 2017

Aulas ya celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015