Policlínica Gipuzkoa organiza una jornada para la detección precoz y tratamiento de la diabetes infanto-juvenil

Es la enfermedad crónica endocrina más frecuente en la infancia y la adolescencia. Con un diagnóstico precoz y un tratamiento individualizado se consigue que el niño con diabetes lleve una vida normal.

Policlínica Gipuzkoa acoge hoy una jornada dirigida a profesionales sanitarios de toda la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra orientada al diagnóstico y tratamiento precoz de la diabetes infanto-juvenil. Esta es la enfermedad crónica endocrina más frecuente en la infancia y la adolescencia y su incidencia está aumentando en los últimos años. Actualmente afecta a 22 niños de cada 100.000 en nuestro entorno y en España se detectan 1.200 nuevos casos cada año.

El objetivo de esta jornada es acercar la diabetes a los pediatras y enfermeras de Atención Primaria porque están en una posición privilegiada para ayudar a estos niños dada su cercanía y fácil accesibilidad. Es fundamental que éstos colaboren con los endocrino-pediatras para optimizar el control y seguimiento del niño con diabetes y que ante los primeros síntomas de sospecha -orinar frecuentemente (sobre todo por las noches, cuando habitualmente el niño no lo hace), aumento de la sed, pérdida de peso y cansancio generalizado-, descarten o confirmen la diabetes mediante la realización de un análisis de sangre y de orina.

La jornada, organizada por la endocrino-pediatra de Policlínica Gipuzkoa Asunción Irureta con el apoyo de la Fundación Dr. Carlos Elósegui de Policlínica Gipuzkoa, así como por las endocrino-pediatras Mirentxu Oyarzabal y Elena Artola, contará con los más prestigiosos especialistas en diabetes infantil de ámbito estatal. En este encuentro formativo se realizarán talleres que versarán sobre el tratamiento insulínico, la alimentación, el ejercicio físico y el autocontrol.

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta al metabolismo, sobre todo de los hidratos de carbono. Se produce por un fallo de las células del páncreas que producen insulina. Tal como explica Asun Irureta, “la insulina es la llave que hace que la glucosa o la energía entre en la célula. Al fallar la insulina, la glucosa se acumula en la sangre y aparecen los síntomas de la diabetes”.

Aumenta la diabetes infanto-juvenil

Al contrario de lo que se piensa, la diabetes no es una enfermedad que padezcan exclusivamente los adultos, sino que en la infancia cada vez es mayor su incidencia. El número de casos se incrementa progresivamente hasta el inicio de la pubertad, donde existe un pico máximo de incidencia.

La mayoría de los casos de diabetes se pueden clasificar en diabetes tipo 1 y tipo 2. En general, en el niño se da la “diabetes mellitus tipo 1” y en adultos la “diabetes mellitus tipo 2”. Sin embargo, tal como afirma la Dra. Irureta, “en los últimos años estamos viendo casos de diabetes tipo 2 en jóvenes y niños, relacionados con el aumento de la obesidad”.

La diabetes en la infancia se manifiesta de forma más brusca que en la edad adulta. De hecho, en el 80% de los casos refieren síntomas de menos de 3 semanas de evolución. Si no se detecta de forma precoz y no se trata, la diabetes puede desembocar en un coma cetoacidótico de consecuencias graves.

La causa de la aparición de la diabetes infantil (tipo 1) es multifactorial, desde predisposición genética, hasta factores ambientales, o estrés o incluso las infecciones víricas, pueden precipitar el comienzo de la enfermedad. La lactancia materna parece que puede ser un factor protector.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015