Los visitantes podrán conocer y manejar el robot quirúrgico da Vinci en Policlínica

Los próximos días 19 y 20 de mayo, lunes y martes próximos, Policlínica exhibirá en su entrada principal un robot quirúrgico da Vinci de última generación en funcionamiento, para conocimiento y experimentación de los visitantes.

Cuando se cumplen seis años de la llegada del primer robot quirúrgico Da Vinci a Gipuzkoa de la mano de Policlínica y de los urólogos Ion Madina y Javier Azparren, Policlínica ha organizado con la colaboración del laboratorio Palex Medical una demostración abierta al público del único robot quirúrgico del mundo: el robot da Vinci. Para ello, los próximos días 19 y 20 de mayo, lunes y martes próximos, exhibirá en su entrada principal un robot que podrá ser probado en su manejo por aquellos visitantes que se acerquen hasta el centro sanitario.

El Da Vinci, valorado en más de un millón y medio de euros, se creó en 2001 y sus resultados como brazo inteligente del cirujano han sido comprobados en medio mundo.

En la actualidad hay en el mundo más de 3.000 robots quirúrgicos operando, la mayoría de ellos en EEUU. En España hay 25 robots, siendo Policlínica pionera en Gipuzkoa en la incorporación de esta tecnología en el año 2008.

Desde el lunes a las diez de la mañana, cualquier persona que lo desee podrá ocupar el lugar del cirujano y situarse a los mandos del robot durante unos minutos, testando mediante un simple ejercicio la precisión extrema y la visión en tres dimensiones de Alta Definición que ofrece al médico operar a través del robot.

El horario de las jornadas será el lunes de 10 a 14 h. y de 15 a 19 horas y el martes de 10 a 14 y de 15 a 17 horas. El martes, además, los asistentes podrán seguir en directo desde el salón de actos de Policlínica una cirugía con Da Vinci en directo, mientras los urólogos Javier Azparren y Ion Madina operan con el robot en quirófano. Por la tarde del mismo martes, los urólogos ofrecerán una charla coloquio abierta al público en el salón de actos a partir de las 17.00 horas.

Al alcance de todos

El objetivo de estas jornadas es acercar el conocimiento y la comprensión de la más importante innovación tecnológica que se ha visto en un quirófano, como es el caso del robot. A fin de facilitar el conocimiento de esta tecnología, los visitantes que lo deseen tendrán la posibilidad de ocupar el lugar del cirujano y ponerse a los mandos durante unos minutos de una unidad del da Vinci “Si” -que se lanzó al mercado en 2011-, testando, mediante un sencillo juego, la precisión extrema y la visión en 3D que ofrece el robot al cirujano.

Con el robot Da Vinci son realmente importantes las ventajas que se obtienen, a la luz de los resultados registrados desde el comienzo de su utilización en Estados Unidos en 2001. Ya que se ha comprobado que elimina los riesgos de la cirugía abierta y supera las ventajas de la laparoscopia.

Respecto a la cirugía abierta convencional, si bien la intervención dura más o menos el mismo tiempo, entre 3 y 4 horas; la incisión para la cirugía es mínima, por lo que el postoperatorio y los riesgos de infecciones son muchos menores, así como las molestias, al evitar las grandes cicatrices, el daño tisular y el sangrado consiguiente.

Y respecto a la cirugía laparoscópica, el robot aporta una gran ventaja, y es que permite ver el campo que se está operando en tres dimensiones. Al mismo tiempo que los brazos del robot permiten una espectacular maniobrabilidad y precisión en sus movimientos, de forma que como afirman los propios cirujanos “al tener mucha más movilidad de ángulo que la muñeca humana, puedes realizar acciones quirúrgicas que tu propia mano no puede llevar a cabo”.

VENTAJAS PARA EL PACIENTE

El 75% de los enfermos diagnosticados a tiempo puede ser intervenido con el Da Vinci. Las intervenciones con este sistema duran unas cuatro horas, pero las ventajas para el paciente se traducen en una operación menos dolorosa, con menos pérdidas de sangre y menor riesgo de infección, que deja cicatrices más pequeñas y permite una recuperación más rápida.

El tratamiento quirúrgico de cáncer de próstata con el Da Vinci reduce notablemente los efectos secundarios habituales en esta cirugía como la incontinencia urinaria o la impotencia sexual.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015