Los urólogos Ion Madina y Javier Azparren, invitados para impartir una charla sobre cirugía robótica

La Universidad Pontificia Comillas de Madrid organiza la III Jornada de Metrología y Salud que tendrá lugar mañana miércoles en Madrid

Los doctores Ion Madina y Javier Azparren, especialistas en Urología de Policlínica Gipuzkoa de San Sebastián, han sido invitados por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid para impartir una conferencia sobre el “Sistema quirúrgico Da Vinci, presente y futuro en España”.

El encuentro, enmarcado en la III Jornada de Metrología y Salud, se celebra mañana miércoles, en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI) de Madrid. El acto contará asimismo con varias ponencias y mesas redondas en torno a dos aspectos centrales: El apoyo de la Metrología a la salud y Salud con precisión.

Los doctores Ion Madina y Javier Azparren son especialistas en cirugía robótica para el cáncer de próstata, habiendo realizado más de 200 intervenciones con el robot quirúrgico Da Vinci, última tecnología que elimina los riesgos de la cirugía abierta y supera las ventajas de la laparoscopia, a la luz de los resultados registrados desde el comienzo de su utilización en Estados Unidos en 2001.

Según explican estos especialistas, “la Urología es la especialidad en la que se ha demostrado de forma más evidente los beneficios de la aplicación del robot Da Vinci. El postoperatorio es menos doloroso, con menos pérdidas de sangre y menor riesgo de infección. Además deja cicatrices más pequeñas y permite una recuperación más rápida. Los efectos secundarios habituales en esta cirugía, como la incontinencia urinaria o la impotencia sexual, se reducen notablemente”.

El robot Da Vinci DA VINCI fue desarrollado por ingenieros de la NASA para poder realizar operaciones a distancia. Aprobado por la sociedad norteamericana FDA (Food and Drugs Administration) en 2001, hoy hay instalados 1.500 robots quirúrgicos en EEUU, 350 en Europa y 30 en el resto del mundo.

El robot aporta una gran ventaja, y es que permite ver el campo que se está operando en tres dimensiones, al mismo tiempo que los brazos del robot permiten una espectacular maniobrabilidad y precisión en sus movimientos. “Al tener mucha más movilidad de ángulo que la muñeca humana, puedes realizar acciones quirúrgicas que tu propia mano no puede llevar a cabo”, explican los doctores Madina y Azparren.

Ventajas para el paciente

El 75% de los enfermos diagnosticados a tiempo puede ser intervenido con el Da Vinci. Las intervenciones con este sistema duran unas cuatro horas, pero las ventajas para el paciente se traducen en una operación menos dolorosa, con menos pérdidas de sangre y menor riesgo de infección, que deja cicatrices más pequeñas y permite una recuperación más rápida. El tratamiento quirúrgico de cáncer de próstata con el Da Vinci reduce notablemente los efectos secundarios habituales en esta cirugía como la incontinencia urinaria o la impotencia sexual.

Los urólogos Javier Azparren y Ion Madina
Los urólogos Javier Azparren y Ion Madina

 


Aulas ya celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015