aula_salud_octubre_oftalmologia-01

Las cataratas son la causa más frecuente de ceguera reversible y la cirugía es una de las mejores soluciones

El próximo miércoles, 4 de octubre, a partir de las 19:30 horas en el Salón de Actos del Aquarium de San Sebastián con entrada libre hasta completar aforo, se ofrecerá un nuevo Aula de Salud bajo el título “Problemas visuales que afectan a nuestra vida diaria. Últimos tratamientos en cirugía refractaria, glaucoma, presbicia y cataratas”, con los oftalmólogos, Mercedes Zabaleta e Iñaki Aldasoro.

El próximo miércoles, 4 de octubre, a partir de las 19:30 horas en el Salón de Actos del Aquarium de San Sebastián con entrada libre hasta completar aforo, se ofrecerá un nuevo Aula de Salud bajo el título “Problemas visuales que afectan a nuestra vida diaria. Últimos tratamientos en cirugía refractaria, glaucoma, presbicia y cataratas”, con los oftalmólogos, Mercedes Zabaleta e Iñaki Aldasoro.

Los especialistas explicarán en qué consisten las patologías oftalmológicas más frecuentes como la catarata, el glaucoma y la presbicia y qué soluciones existen para tratarlas. Además, darán a conocer la cirugía que corrige con muy buenos resultados la miopía, hipermetropía y astigmatismo.

“La cirugía de catarata es ambulatoria”

La catarata es una enfermedad que está asociada normalmente a la edad, aunque en algunos casos concretos puede ser congénita o producirse por traumatismos. Generalmente esta patología se presenta como un pérdida de visión en la que la imagen nítida se vuelva borrosa, los colores brillantes se apaguen o la visión nocturna disminuye”, explica Mercedes Zabaleta.

Las cataratas son la causa más frecuente de ceguera reversible y la cirugía es una de las mejores soluciones. “La cirugía es ambulatoria y la técnica que se utiliza en Policlínica Gipuzkoa, permite una rehabilitación visual cómoda y rápida. La intervención dura entre 10-15 minutos y el alta hospitalaria se da a las pocas horas de la operación. El paciente puede volver a la rutina enseguida, salvo levantar pesos o alguna otra actividad que pueda provocar alguna inflamación en el paciente, pero se puede realizar una vida normal, andar, ver la televisión, etc”, afirma la especialista.

“Por otro lado tenemos la presbicia, que es la vista cansada. La gente, a partir de los 40 o 45 años, empieza a tener problemas para ver de cerca, y ahora tenemos lentes que enfocan a esas distancias a las que no terminamos de ver. La presbicia es fisiológico y vemos borroso lo cercano porque el cristalino, que es una lente que va evolucionando, se vuelve rígido y va dejando de enfocar de cerca. Eso obliga a ponerse gafas para ver de cerca, lentillas o existe la opción de operarse”, explica la oftalmóloga.

“Con la cirugía refractiva dices adiós a las gafas y lentillas”

Otro de los grandes avances en el tratamiento oftalmológico es la cirugía refractiva, “con ella conseguimos corregir cualquier defecto refractivo, ya sea miopía, hipermetropía, astigmatismo o una combinación de los anteriores para eliminar la necesidad de gafas o lentillas”, explica el oftalmólogo del Hospital de Día Quirónsalud Donostia, Iñaki Aldasoro. “La recuperación es rápida, pudiendo incorporarse a sus actividades en unos pocos días, con una gran satisfacción”, añade.

Con más de 20 años de experiencia acumulada en cirugía refractiva con muy buenos resultados demuestra la efectividad del procedimiento. “Lo que más valoran los pacientes es la eficacia y seguridad del tratamiento. Cada vez más personas de distintas edades están interesadas en esta cirugía, debido a la corta duración de la intervención, a los pocos riesgos que tiene y a los resultados inmediatos”, asegura Iñaki Aldasoro.

Respecto al glaucoma, el oftalmólogo del Hospital de Día Quirónsalud Donostia explica que “es una enfermedad del nervio óptico, de causa multifactorial y de carácter progresivo, cuyo diagnóstico se realiza con una correcta exploración y test diagnósticos. Se trata de la segunda causa de ceguera en el mundo”. “Al tener un carácter progresivo y degenerativo, y dado que es una enfermedad silenciosa hasta etapas tardías, conviene realizar test diagnósticos a partir de los 40 años”, añade.

“Una vez realizado el diagnóstico de glaucoma, el tratamiento pasa por bajar la presión intraocular con medicamentos, láser o cirugía. Dependerá del caso, si se decide utilizar una u otra estrategia terapéutica”, concluye Iñaki Aldasoro.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015