Patxi Aspiazu, paciente de la Unidad de Tráficos de Policlínica Gipuzkoa

“Se han encargado de todas las gestiones para que yo solo me preocupe de recuperarme”

Patxi Aspiazu tuvo un accidente de moto el pasado 15 de julio y fue atendido por la Unidad de Tráficos. Asegura que la atención que ha recibido “ha sido muy buena” y que le ha resultado “muy cómodo tener todo el tratamiento en Policlínica Gipuzkoa”.

El pasado 15 de julio tuve un accidente de moto en una rotonda. Colisioné con otro coche y suerte que iba a poca velocidad. Acudió la ambulancia y me curaron allí mismo las heridas. En principio solo era una caída tonta, pero cuando llegué a casa los dolores fueron a más hasta el punto de que tuve que subir a urgencias de Policlínica Gipuzkoa”, explica Patxi Aspiazu paciente de la Unidad de Tráficos.

“Allí me realizaron primero una resonancia y después un escáner y fue ahí donde vieron que tenía dos ligamentos del hombro rotos. Me remitieron al Dr. Ricardo Cuéllar y me dijo que había que operar. Maite, de la Unidad de Tráficos se encargó de todos los papeleos y de hablar con el seguro del otro implicado. Fue una semana intensa hasta que se confirmó la culpabilidad del otro conductor”, asegura Patxi Aspiazu.

Es muy cómodo tener todo el tratamiento en el mismo centro

“Con esa confirmación se dio vía libre a mi operación. Mi experiencia con la Unidad de Tráficos es muy positiva. La sensación que tengo es que no he hecho nada, que ellos se han encargado de todas las gestiones para que yo solo me preocupe de mi recuperación”, afirma Patxi Aspiazu.

“Me operaron el 24 de agosto y al día siguiente ya estaba en casa. Estoy contento con el resultado. Ahora estoy en rehabilitación y el trato con el personal de allí es muy bueno. Está siendo muy cómodo tener todo el tratamiento en el mismo centro. Recomiendo la Unidad de Tráficos sin duda”, concluye Patxi Aspiazu.


Aulas celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015