Premios Fundación Policlínica Gipuzkoa

La Fundación Policlínica Gipuzkoa entrega sus premios en investigación

La Fundación Policlínica Gipuzkoa Fundazioa, con el propósito de fomentar y reconocer la labor investigadora realizada en Policlínica Gipuzkoa, ha decido premiar esta mañana en un acto presidido por el presidente de Policlínica, Ignacio Gallo, y el secretario de la Fundación, Joaquín Fuentes, al anestesiólogo Juan Zaballos y al cirujano vascular Ander Letamendía por sus recientes investigaciones.

Aparte de tratar a muchos enfermos de patología cardiovascular a lo largo de su carrera, el Dr. Letamendía conectó con un grupo de pelotaris, que tenían el síndrome de Raynaud, un defecto en la circulación arterial de los dedos de las manos que obligaba a los jugadores a abandonar su carrera deportiva por riesgo a una amputación de los dedos.

El cirujano vascular Ander Letamedía investigó como solucionar ese problema arterial a través de una simpatectomía y así mantener los vasos de la mano en una vasohidratación permanente, eliminando el riesgo de pérdida del dedo.

Con 186 simpatectomías realizadas en 60 pacientes, el trabajo parte de unos 350 pelotaris vistos en consulta con el mismo problema, algunos precisando cirugía y otros sin ella. Los resultados obtenidos de esta nueva cirugía son más que positivos, ya que todos han podido continuar con la práctica deportiva teniendo en cuenta que la inmensa mayoría son profesionales que viven de ese deporte.

El doctor Letamendía ha asegurado durante el acto que “este premio supone un reconocimiento a un trabajo callado que empecé hace años y donde fui constante, el resultado lo veo como un legado y como reto personal, y haberlo dejado por escrito y que haya sido premiado, es un orgullo para mí”.

La investigación del Dr. Juan Zaballos ha estado enfocada a la prevención de la hipotermia en pacientes anestesiados que se produce de manera involuntaria en muchas intervenciones quirúrgicas.

El anestesiólogo Juan Zaballos ha explicado que “el paciente anestesiado no es capaz de regular su temperatura corporal, por lo que hemos utilizado un sistema para mantener esa temperatura. Ponemos al paciente una bata antes de entrar a quirófano que mantiene durante la operación y el postoperatorio, enchufada a una máquina de aire caliente convectivo, que le permite mantener su temperatura”.

Con este procedimiento se consigue que el paciente se recupere antes de la anestesia y de la intervención, tienen menos complicaciones y tiene un confort térmico que le hace despertarse de una manera agradable.

El psiquiatra infantil, Joaquín Fuentes, secretario de la Fundación Policlínica Gipuzkoa asegura que estos premios “son una manera de reconocer el esfuerzo y valorar la capacidad investigadora que tienen nuestros médicos” además añade que “la investigación es esencial en toda práctica médica sólida y da gusto saber que contamos en nuestro hospital con profesionales como estos”.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015