Dr. Juan Arenas, del Servicio del Aparato Digestivo de Policlínica Gipuzkoa

Juan Arenas Médico de Aparato Digestivo: “El sistema digestivo es muy vulnerable al estrés”

Hoy. A las 19.30 horas, en la sala Kutxa de la calle Andia de San Sebastián, el doctor Juan Arenas hablará sobre las enfermedades del aparato digestivo. Entrada libre hasta completar aforo.

Fuente: Diario Vasco

El sistema digestivo está llevo de terminaciones nerviosas y es muy vulnerable al estrés. Lo dice Juan Arenas, miembro del servicio de Aparato Digestivo de Policlínica Gipuzkoa, que ofrecerá hoy una charla en Donostia, dentro del ciclo Aula de Salud. Hablará del reflujo, la enfermedad celíaca, la enfermedad inflamatoria intestinal o el cáncer de colon, problemas que trata en su consulta.

¿Existe cada vez más concienciación sobre el cáncer de colon?

Se trata del cáncer más frecuente si tenemos en cuenta a ambos sexos. Existen formas eficaces de prevenirlo, con lo cual la gente está cada vez más concienciada. El 90 % de los cánceres colorrectales son curables si se diagnostican de forma precoz.

La prevención y el diagnóstico precoz son las mejores terapias en enfermedad digestiva

Hablemos de esas formas de prevención.

Osakidetza realiza en el País Vasco una campaña de prevención que está siendo modelo para otras comunidades autónomas en España. Se trata de la prueba de sangre oculta en heces, para personas mayores de 50 años. En los casos en que da positivo se les realiza la colonoscopia. Se están detectando lesiones o pólipos con capacidad de convertir- se en un futuro en cáncer de colon. Además se descubren tumores en estadios más precoces y, por ello, con altas posibilidades de curación.

¿Se puede prevenir el cáncer de colon?

Los estilos de vida entran en la profilaxis primaria, el hacer algo para evitar que aparezca la enfermedad. Básicamente se trata de cuidar la alimentación: que no falte la fibra en la dieta, tomar más fruta y verdura, evitar las carnes procesadas, que tienen más sal y grasa, y las demasiado hechas. Se ha demostrado que las partes carbonizadas liberan toxinas perjudiciales. Pero esta profilaxis no es al 100% eficaz. Los pólipos y el cáncer siguen apareciendo y por eso la prevención secundaria termina siendo mucho más efectiva.

Aconsejamos los probióticos y yogures con lactobacilos para la flora intestinal

De la enfermedad y su origen seguimos desconociendo mucho…

De los cánceres de colon que se diagnostican, el 70% se dan en personas que no tienen antecedentes familiares. Son los cánceres esporádicos. El 30% restante está asociado a problemas hereditarios o a la existencia de otras enfermedades. Cada vez se sabe más por qué aparece el cáncer de colon en ese 70% de casos. Cada vez conocemos más sobre los defectos genéticos que hacen que se desarrolle el cáncer. Pero de momento no somos capaces de prevenir la aparición de estos tumores. El futuro vendrá por ahí. Podremos saber por un análisis genético qué personas van a sufrir la enfermedad.

Se puede lograr vivir sin síntomas de reflujo pero hay que consultar con el especialista

Hablará del reflujo. ¿Tiene fácil solución?

Yo me voy a centrar en el reflujo del adulto. El mecanismo del reflujo gastroesofágico en el niño es algo diferente. En el adulto es un problema muy común. Se produce por paso de ácido del estómago hacia el esófago. Muchas veces falla el mecanismo de barreras que todos tenemos. Se trata de un músculo, el esfínter esofágico inferior. Al fallar o al no tener la suficiente potencia, favorece que aparezca el reflujo. Por lo general es un problema para toda la vida pero hay muchas maneras de mejorarlo. El sobrepeso lo favorece. Si perdemos peso, vamos a tener menos reflujo.

¿Y hay más soluciones?

Alteraciones como la hernia de hiato favorecen el reflujo. Lo bueno es que con una medicación fácil de tomar y ciertos cambios en el estilo de vida, los síntomas mejoran claramente. El paciente puede llegar a estar asintomático. Sin embargo muchas personas sufren reflujo y no consultan al especialista, con lo que el problema persiste.

La enfermedad inflamatoria intestinal ¿es muy habitual?

Es una enfermedad que no resulta frecuente y además desconocemos sus causas. Existen dos tipos: la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. La primera afecta solo al colon y la segunda, a cualquier parte del tubo digestivo, aunque es más frecuente al final del intestino delgado y principio del grueso o en la zona del recto. Afecta de forma más frecuente a gente joven aunque también aparece en personas mayores. Hay que consultar con un especia- lista para, según el tipo de enfermedad, afectación e intensidad, aplicar un tratamiento u otro.

¿Qué síntomas presenta esta enfermedad?

Dolor abdominal, diarrea y sangre en las heces. Hay un cierto componente genético en ella, pero es una enfermedad de la que queda mucho por investigar.

Se habla del síndrome de colon irritable, un problema funcional, según se dice.


En este caso, no hay una causa orgánica que justifique los síntomas que aparecen. Los criterios para diagnosticar este trastorno están bien definidos sin tener que hacer exploraciones agresivas. Influyen en su aparición aspectos como la alimentación, el estrés y el estado de la flora intestinal. Por eso cada vez aconsejamos más tomar probióticos o yogures con lactobacilos. Es uno de los problemas que más se consultan en nuestra especialidad.

¿Qué síntomas presenta?

Hay dolor en el bajo vientre, acompañado de diarrea por lo menos tres veces por semana, durante meses de evolución y sin otros síntomas acompañantes de alarma. Estos se- rían pérdida de peso, pérdida de apetito o sangre en las heces. En el síndrome de colon irritable hay una alternancia de diarrea y estreñimiento. Cuando solo aparece estreñimiento hablamos de otro problema que puede ser crónico y que hay que tratar de modo diferente. Y siempre consultando con un especialista. Porque no solo informa lo que uno nota, sino también la exploración.

Cada vez vemos más casos de hígado graso, que es consecuencia del sobrepeso

Problemas de hinchazón, gases, estreñimiento. ¿Cómo evitarlos?

Todos conocemos los hábitos saludables. El ejercicio hace que el tubo digestivo funcione mejor. Es preferible hacer 5 comidas pequeñas que 3 grandes. Hay alimentos que pueden evitarse, sin llegar a extremos. El exceso de alcohol produce una peor digestión. Hay verduras y legumbres más flatulentas, pero hay que recordar que, a la vez, tienen muchos efectos beneficiosos. No todo el mundo tiene por qué tener molestias al consumirlas.

Hablará de la enfermedad celíaca…


Constatamos que cada vez resulta más prevalente. Consiste en la intolerancia al gluten, una proteína presente en cereales como el trigo, la cebada o el centeno. Cada vez estamos diagnosticando más casos en la edad adulta. Estaba latente en muchos de ellos. Suprimiendo la dieta del gluten conseguimos mejoría de los síntomas y evitamos problemas futuros.

¿Qué órgano del aparato digestivo le llama más la atención?


Las enfermedades del aparato digestivo son las segundas más comunes en un hospital, después de las cardiovasculares. Competen al tubo digestivo, el hígado, el páncreas y las vías biliares. Cada órgano tiene su función para que podamos asimilar los alimentos y filtrarlos por la sangre a las células. El hígado es un órgano fundamental al que hay que cuidar. Cada vez vemos más casos de hígado graso. Es una epidemia en Estados Unidos que en pocos años nos llegará. Es consecuencia del sobrepeso. Y el daño que la grasa hace al hígado es parecido al que le hace el alcohol.


Próximas Aulas 2017

Aulas ya celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015