Más de una veintena de especialistas integran el Servicio de Traumatología de Policlínica, con gran experiencia en el tratamiento de lesiones articulares por artroscopia en rodilla, hombro y tobillo; en la implantación de prótesis; y en la atención a pacientes víctimas de accidentes de tráfico o laborales.

Primero mediante una exploración clínica, y en caso necesario recurriendo después a una ecografía o a una resonancia magnética en nuestro equipo de última generación, se llega a un diagnóstico claro en el momento agudo de la lesión, a partir del cual se determinará el tratamiento -rehabilitador o quirúrgico- a seguir para la recuperación del paciente, en el que las técnicas con láser ocupan un lugar destacado.

Cerca del 95% de las lesiones traumatológicas se resuelven eficazmente mediante técnicas de cirugía ambulatoria, que dejan unas mínimas cicatrices.

Recientemente, se ha creado la Unidad de Cirugía Percutánea del Pie, que permite corregir de forma ambulatoria y en pocos minutos deformaciones dolorosas y antiestéticas del pie -juanetes, dedos en martillo, metatarsalgias o talalgias-, con anestesia local y dejando unas minúsculas cicatrices. La lesión se corrige sin dolor para el paciente, que puede volver en breve a su vida normal.


Noticias relacionadas

Dr.Albillos

“La mayor ventaja del factor de crecimiento es que se trata de un producto 100% autólogo y, por lo tanto, se evitan efectos secundarios”

Eibar 11 de noviembre de 2014.-Este miércoles 12 de noviembre, a las 19:30 horas, la Casa Cultural Portalea de Eibar acoge el Aula de Salud sobre traumatología que impartirá el Dr. Javier Albillos bajo el título “¿Dolores articulares? Ventajas de los factores de crecimiento”, con entrada libre hasta completar aforo.

Los factores de crecimiento se utilizan como tratamiento paliativo para los dolores articulares como puede ser la artrosis. La mayor ventaja del factor de crecimiento es que se trata de “un producto 100% autólogo y, por lo tanto, se evitan efectos secundarios como intolerancias, alergias o efectos metabólicos generales como pueden ocurrir con otros medicamentos”, destaca. Además, se obtiene con una mínima cantidad de sangre del propio paciente, por lo que no hay problemas de abastecimiento y se puede repetir en el tiempo cuantas veces se precise sin temor a sobredosis u otros contratiempos. “Es una técnica sencilla y reproductible. Además, en una sola aplicación introducimos un gran número de factores diferentes que interaccionan entre sí haciendo que la respuesta sea más efectiva”, afirma Javier Albillos.

El tratamiento con factores de crecimiento consiste en tres infiltraciones intraarticulares de plasma sanguíneo que se realizan una a la semana durante tres semanas y de forma ambulante. “El proceso dura una media hora”, señala.

Para evitar los dolores de las articulaciones de carga el factor de riesgo más modificable es el exceso de peso corporal. “Mientras más se pese, más tensión se pone en articulaciones, especialmente rodillas, caderas, columna y pies”, advierte el traumatólogo. Una pérdida de peso de cinco kilos en una mujer de estatura media “puede disminuir el riesgo de desarrollar una artrosis de rodilla hasta en un 50%”. Una actividad física de unos 30 minutos al día varios días a la semana protege las articulaciones y mejora la actividad muscular. “Caminar, nadar, andar en bicicleta… Primordialmente, practicar deportes de bajo impacto. Asimismo es importante saber dónde están los límites de cada uno y no sobrepasarse”, recuerda, a la vez que destaca la importancia de mantener una dieta saludable y equilibrada.

¿Qué son los factores de crecimiento?

Los factores de crecimiento son moléculas bioactivas que actúan como inductores, conductores y reguladores de procesos celulares como proliferación, diferenciación y migración, que son funciones esenciales para la reparación y/o regeneración tisular. Se utiliza como tratamiento paliativo para la artrosis y otras patologías osteoarticulares, musculares, ligamentosas y tendinosas.

“Los distintos tipos celulares se deben mantener, no solo en las proporciones adecuadas, sino también en las posiciones correspondientes”, señala el traumatólogo Javier Albillos, especialista en factores de crecimiento. Para conseguirlo, y que las células del mismo tipo se reconozcan entre ellas y se mantengan juntas y ordenadas en el territorio que les corresponde, deben existir señales de comunicación entre ellas. Dentro de estas señales se encuentran los factores de crecimiento. “Son proteínas que son enviadas de una célula a otra para transmitir señales concretas de migración, activación, diferenciación…”.


El Dr. Alberto Marqués, traumatólogo, y la Dra. Arantza, Directa Médico de Policlínica Gipuzkoa, durante la rueda de prensa

Policlínica Gipuzkoa es pionera en ofrecer la cirugía endoscópica de columna

Las dolencias de la columna vertebral son la principal causa de asistencia sanitaria en la población adulta. La cirugía endoscópica se utiliza para tratar hernias discales y estenosis de canal lumbar. Tras una intervención mínimamente invasiva el paciente recibe el alta hospitalaria a las 24 horas de la intervención, frente a los varios días de la cirugía convencional.