El primer ecocardiógrafo portátil de Euskadi llega a Policlínica

http://www.youtube.com/watch?v=DYNJXLSRXkQ

Policlínica ha comprado el primer ecocardiógrafo portátil en el País Vasco para su Servicio de Cardiología Integrado, siendo uno de los primeros del Estado. Este innovador equipamiento permite realizar ecocardiografías en la propia consulta o en cualquier otra dependencia gracias a su portabilidad, obteniendo resultados inmediatos y reduciendo el tiempo de espera del paciente a la hora de confirmar el diagnóstico y aplicar el tratamiento.

Policlínica Gipuzkoa ha comprado el primer ecocardiógrafo portátil del País Vasco –y uno de los primeros de todo el Estado- para su Servicio de Cardiología Integrado, liderado por el cardiólogo Eduardo Alegría.

Se trata de un aparato que cuenta con prácticamente las mismas prestaciones que el ecocardiógrafo tradicional, por lo que puede sustituirlo en más del 95% de los casos a estudiar.

http://www.youtube.com/watch?v=AcR2PfZrpCs

La ventaja reside en que el cardiólogo puede realizar la exploración en la propia consulta o en cualquier otra dependencia gracias a su portabilidad, pudiendo ver los resultados de forma inmediata e in situ y, por lo tanto, reduciendo el tiempo de espera del paciente para confirmar el diagnóstico y aplicar el tratamiento correspondiente.

La adquisición de este ecocardiógrafo portátil para el Servicio de Cardiología Integrado de Policlínica Gipuzkoa supone un paso adelante en la labor de prevención en la que trabaja este servicio, sensibilizando a la población para que adopte hábitos saludables y apostando por el mejor y más innovador equipamiento tecnológico.

“Las enfermedades del corazón son la primera causa de muerte en nuestra sociedad y la realización de chequeos cardiovasculares con un seguimiento continuo del especialista suponen la mejor garantía para cuidar la salud cardiovasuclar”, afirma el doctor Arraiza, Director Médico de este centro guipuzcoano.

“Con esta nueva herramienta diagnóstica mejoramos en comodidad (se realiza en la misma consulta) y rapidez en la lectura de resultados, lo que permite una detección rápida de las posibles patologías, pudiendo ampliar su estudio con otros equipamientos más complejos”, destaca.

Este ecocardiógrafo portátil, distribuido por General Electric Healthcare, ofrece imágenes en color para la corriente sanguínea, sin necesidad de colocar electrodos al paciente. Su peso es de 390 gramos y tiene unas medidas de 135 x 73 x 28 mm.

Además de utilizarse para chequeos cardiológicos, esta herramienta de bolsillo también está destinada para estudios de abdomen, para pediatría, urología y para la detección de movimientos torácicos y fluidos pleurales, entre otros.


Aulas ya celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015