"Ab Crack" nuevo fenómeno social.

El médico deportivo, Enrique Pérez de Ayala, y la psicóloga, Susana González, hablan sobre la moda del ‘Ab Crack’ en ETB2

El médico deportivo, Enrique Pérez de Ayala, y la psicóloga, Susana González, de Policlínica Gipuzkoa han participado en un reportaje sobre el ‘Ab crack’, una moda que pretende conseguir una hendidura vertical entre la base del pecho y el ombligo mediante la constate repetición de abdominales, en el programa ‘Sin Ir Más Lejos’ de ETB2.

El especialista en medicina deportiva, Enrique Pérez de Ayala, y la psicóloga, Susana González, han dado a conocer los riesgos sanitarios y psicológicos que puede tener este nuevo fenómeno que se extendido en las redes sociales.

En palabras del médico deportivo, Enrique Pérez de Ayala, “esta nueva moda consiste en realizar una ruptura de los músculos abdominales, producida de manera voluntaria, para exagerar la hendidura abdominal”. El especialista califica este fenómeno como algo “antinatural y una automutilación, ya que se trata de producir una rotura por una decisión propia”. Además, tacha de poco razonable la idea de “romper una zona que protege nuestra integridad corporal”.

Enrique Pérez de Ayala entrevistado en ETB2.

Por su parte, Susana González, psicóloga de Policlínica Gipuzkoa, expone que este tipo de tendencias, “extendidas como la pólvora en las redes sociales antes de poder valorar si son positivas, disfrazan una práctica peligrosa”. Práctica que en este caso puede desencadenar en un trastorno alimenticio: “se dice que el ‘Ab Crack’ es un derivado de la anorexia porque plantea los mismos objetivos; cuerpos escuálidos, una figura nada natural… Además, hay que tomar suplementos alimenticios para adelgazar cada vez más, y reducir el índice de masa corporal en un 14% o un 20%”.

Susana González, psicóloga, entrevistada en ETB2.

APARIENCIA Y REDES SOCIALES

“Las redes sociales nos han llevado a sentir una necesidad imperiosa de contar lo felices que somos –explica Susana González-, nos gusta compartir el lado bonito de nuestra vida pero existe un inconveniente, nuestras vidas no son siempre de color de rosa, y aunque al principio uno comienza a hacerlo como algo natural porque todos lo hacen, cada vez son más las personas que no conciben su vida sin contarla en las redes sociales. Parece que si no lo muestras no existe”.

Al contar únicamente lo bueno buscamos la aceptación o la envidia de amigos, seguidores e incluso desconocidos -asegura la especialista en Psicología -, pero al hacerlo también aumenta la necesidad de estar pendientes de la vida de los demás, de las comparaciones o de la aceptación social. Eso tiene consecuencias psicológicas que pueden derivar en adicción y generar un estrés continuo

“Pese a todo –puntualiza Susana González-, las redes sociales no son positivas o negativas, si no el uso que hacemos de ellas. Si tenemos una educación buena en el mundo real y en el digital podemos sacarle el lado positivo, ya que tenemos más herramientas que nunca para conectarnos con conocidos, para conocer gente nueva e incluso infórmanos”, finaliza.

Para ver el reportaje del médico deportivo, Enrique Pérez de Ayala, y la psicóloga Susana González, haz click AQUÍ


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015