De izquierda a derecha los Dres. José Luis Elósegui y Javier Murgoitio, Dr. Juan Ignacio Arenas, especialista en aparato digestivo

“El 90 % de los cánceres de colon son curables si se diagnostican de forma precoz”

Policlínica Gipuzkoa inaugura una nueva edición de las Aulas de Salud con una conferencia sobre cáncer de colon en Donostia

Policlínica Gipuzkoa inaugura un nuevo ciclo de Aulas de Salud, que comprende 11 charlas, 7 en Donosti y 4 en Eibar. Con esta nueva edición se busca a través de temas de actualidad sanitaria aportar la información de última hora y establecer pequeños coloquios con los asistentes para que puedan resolver todas sus dudas.

La apertura de esta edición se inaugura con una conferencia en Donostia este jueves, 19 de febrero, en la Sala Kutxa de la Calle Andía, con una ponencia sobre el cáncer de colon de la mano de los doctores José Luis Elósegui y Javier Murgoitio, cirujanos generales, y el doctor Juan Ignacio Arenas especialista en aparato digestivo.

El cáncer de colon es una enfermedad que produce casi la misma cantidad de muertes por día que los accidentes de tráfico. El colon es el único órgano del tubo digestivo donde se puede hacer prevención a través de un procedimiento sencillo: la colonoscopia.

La mayoría de los cánceres de colon se forman a partir de un pólipo de carácter benigno, que puede no dar sintomatología, pero que con el correr de los años puede evolucionar en un cáncer. El doctor Juan Arenas explica “el 90 % de los cánceres de colon son curables si se diagnostican de forma precoz, para hacer un screaning es recomendable hacerse un test de sangre oculta en heces, y en los casos en que da positivo se les realiza la colonoscopia. Con esta prueba, detectamos y tratamos lesiones o pólipos con capacidad de convertirse, en un futuro en cáncer de colon. Además se descubren tumores en estadios más precoces y, por ello, con altas posibilidades de curación”.

Además, Juan Arenas, especialista en aparato digestivo, asegura que “un signo de alarma puede ser el sangrado, cuando uno ve sangre roja mezclada con la materia fecal, cambios en el hábito intestinal (estreñimiento, diarrea o ritmo alternante) o dolor abdominal o pélvico es motivo para hacer una consulta con el especialista”.

Para la población en general, es decir, aquellos que no tienen antecedentes de cáncer de colon, la recomendación es que a partir de los 50 años se hagan una prueba de screening como la sangre oculta en heces cada 2 años seguida de colonoscopia si sale positiva o directamente colonoscopía cada 10 años, tanto hombres como mujeres. La situación cambia con la población de “riesgo”. Son aquellos pacientes que tienen antecedentes personales de pólipos, o algún familiar directo con pólipos o con cáncer de colon. En estos casos deberán empezar a hacerse los controles preventivos mediante colonoscopía a partir de los 40 años y mantener una periodicidad de 5 años, es decir, deben empezar antes y con una mayor frecuencia.

Tratamiento

Durante la conferencia los cirujanos generales, José Luis Elósegui y Javier Murgoitio, expondrán los últimos tratamientos con cirugía mínimamente invasiva una vez diagnosticado el cáncer de colon.

“Tanto el intestino grueso como el delgado, pueden ser operados con seguridad y efectividad mediante técnicas laparoscópicas, respecto a la cirugía del cáncer de colon, se ha demostrado su superioridad en términos de curabilidad y de menor agresividad que la cirugía abierta convencional” explican los cirujanos Elósegui y Murgoitio.

La técnica consiste en la extirpación del segmento del colon en el que se asienta el tumor, así como un tramo de tejido normal, a cada lado de la lesión, y los ganglios linfáticos correspondientes. Posteriormente, se unen los extremos del colon para restablecer la continuidad del tubo digestivo y mantener su función.

A juicio de los doctores las ventajas de la cirugía digestiva mínimamente invasiva van más allá del postoperatorio más confortable para el paciente y el mejor efecto estético. “A largo plazo se han evidenciado también otras ventajas como que se producen menos obstrucciones intestinales, ya que hay menos adherencias y cicatrices internas más pequeñas. Asimismo, se generan menos problemas de hernias y defectos en la pared del abdomen”, apostillan.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015