quirofano_policlinica_gipuzkoa-700x447

El 46% de los operados a corazón abierto el último año en Gipuzkoa son hipertensos

400 guipuzcoanos fueron operados el año pasado a corazón abierto en Policlínica Gipuzkoa, único centro donde se practica cirugía cardiaca en este territorio, y casi la mitad tenían hipertensión. La tasa de hipertensos asciende al 70,8% si nos ajustamos a los pacientes operados en edades de 70 a 79 años.

Donostia-San Sebastián, 16 de mayo de 2017.- Este miércoles, 17 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Hipertensión, una enfermedad silenciosa pero muy presente entre nuestra población.

En Policlínica Gipuzkoa en 2016 se realizaron un total de 400 cirugías cardiacas y el 46% de los pacientes operados de corazón, mayoritariamente hombres, eran hipertensos. “Y a más edad –nos explica el cardiocirujano Ignacio Gallo, jefe del Servicio de Cirugía cardiovascular de Policlínica Gipuzkoa-, la incidencia de hipertensión en nuestros pacientes está más presente, encontrándonos con casi un 71% de pacientes hipertensos entre los operados de corazón entre 70 y 79 años”.

En palabras del cardiólogo, Eduardo Alegría, “el 42,6% de la población adulta es hipertensa, siendo más habitual en los varones (49,9%) que en las mujeres (37,1%). Y la prevalencia sube entre los prediabéticos (67,9%) y diabéticos (79,4%)”. Además, según apunta Eduardo Alegría, “los datos del estudio de la Sociedad Española de Cardiología realizado en 2016, uno de los grandes problemas es que el 37,4% de los hipertensos están sin diagnosticar y sólo el 30% tiene la presión arterial controlada”.

Para Ignacio Gallo, el gran reto es lograr empoderar y educar a la población a tomarse la tensión de forma regular, en condiciones de relax, siempre a la misma hora y en las mismas circunstancias, a ser posible ellos mismos en su domicilio, incluyendo esta maniobra dentro de las rutinas periódicas de salud de cada individuo. Porque según explica sólo “cuando nosotros mismos nos responsabilizamos de medirnos periódicamente podremos anticiparnos y prevenir correctamente, visitando al especialista ante cualquier dato que se salga de lo normal”.

Causas de la hipertensión

Respecto a las causas, “no suele haber una causa única, más bien suele ser un desgaste de los sistemas de control, algunos casos son secundarios a patologías congénitas, alteraciones endocrinas o problemas de riñón . La edad avanzada es un riesgo, así como los antecedentes familiares, las personas que sufren exceso de peso o prediabetes o todas aquellas personas que no se cuidan en general”, asegura el Dr. Eduardo Alegría.

“La prevención es la misma que para todas las enfermedades cardiovasculares: mantener el peso, ejercicio y dieta; para la hipertensión se suman además la limitación del alcohol a dos copas diarias y la reducción del consumo de sal, y restringir los alimentos que la contengan (conservas, alimentos preparados y precocinados, encurtidos, salazones, embutidos y chacinería, bebidas carbónicas), así como los medicamentos con presentación galénica efervescente. En el etiquetado de los alimentos industriales conviene fijarse en su contenido de sodio (Na+)”, afirma el especialista.

“Para el tratamiento son fundamentales tres pilares: control (por parte del médico que será quien lleve la batuta y las tomas periódicas por el paciente), estilo de vida y fármacos”, subraya el cardiólogo Eduardo Alegría, quien añade, “se le ha llegado a llamar el asesino silencioso, porque apenas da síntomas y es uno de los factores de riesgo principales de las enfermedades ateroscleróticas y el principal para los ictus”.

En el Día Mundial de la Hipertensión, el especialista concluye que “haría falta más atención a las cifras encontradas en revisiones casuales de empresa, carnet, etc. y sobre todo, concienciación de que es muy frecuente y puede prevenirse bastante eficacia”.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015