Dra. Zabaleta

Dra. Mercedes Zabaleta: “La gafa de sol en verano no es un mero elemento decorativo”

Toalla, hamaca, crema de sol y… gafas de sol, un elemento que es vendido como un accesorio más, incluso como un complemento de moda, pero no somos conscientes de la importancia que tiene una gafa de sol para la salud de nuestros ojos. La Dra. Mercedes Zabaleta, oftamóloga de Policlínica Gipuzkoa es contundente, “las gafas de sol en verano no son un mero elemento decorativo”, y expone los peligros que tiene el sol para nuestros ojos.

Si hay una exposición excesiva, por ejemplo ponernos en la playa sin protección mirando al mar o a la arena, se produce lo que se llama una queratoconjuntivitis actínica, una alteración de la córnea, porque la radiación para justo en esa zona, y se produce un dolor intensísimo a las pocas horas”

La conjuntivitis suele ser la patología más frecuente en verano, aumentando casi en un 50% los casos atendidos en urgencias.

Es esencial la protección, porque una sobreexposición al sol se puede traducir en múltiples patologías en los ojos. “La esperanza de vida es mayor, y el espectro de radiación también aumenta a lo largo de los años, y puede provocar patologías, tanto en cristalino como en retina, como puede ser por ejemplo la degeneración macular. Asimismo, existe una patología que se llama pterigion, que es un tejido de la piel del ojo que crece hacia la córnea. A los pacientes que están con un inicio de esta patología les decimos que usen de manera frecuente las gafas para que no crezca”, explica la Dra. Zabaleta.

Las gafas un arma de doble filo si no son homologadas

La gafa de sol es necesaria siempre en verano, pero siempre eligiéndolas correctamente ya que, de lo contrario, su función se puede volver un problema. “Los ópticos son gente experta, y van recomendado que es lo que tiene que buscar el cliente, pero el paciente debe asegurarse siempre de que la gafa de sol esté homologada por la Comunidad Económica Europeallevan un logotipo”, apunta la especialista. Además, hay distintos colores en función de la protección que se desee. Por ejemplo, las de color anaranjado y rojo, suelen aumentar los contrastes, por lo que se utilizan para la alta montaña o para deportes en el agua.

“La radiación no solamente es la que entra sino que también la que refleja”, explica la oftalmóloga.

Gafas de sol en los niños

Rara vez, vemos a niños de poca edad con gafas de sol, ya sea en la orilla del mar, o paseando con sus padres, y es algo que debe cambiar. “Las gafas de sol en los niños son muy importantes porque tienen una mayor fotofobia, la retina menos desarrollada y mucho más transparente, y la entrada de luz es mayor en sus ojos por lo que están más desprotegidos. Además, con la gafa van mucho más cómodos sin tener que ir forzando los ojos”, concluye la Dra. Zabaleta.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015