Policlínica Gipuzkoa dispone del más sofisticado aparataje en materia de Anatomía Patológica, lo que permite dictar un diagnóstico certero de la enfermedad que aqueja al paciente, a partir de la observación y estudio macro y microscópico, partiendo de un tejido corporal extirpado previamente.

La citología –estudio de las células humanas– y la biopsia –análisis de extractos de un tejido corporal– son dos de las tres grandes ramas en las que se divide la Anatomía Patológica. Mediante nuestros modernos equipos de citología y biopsia el patólogo es capaz de determinar un diagnóstico exacto de la enfermedad, que será comunicado al especialista correspondiente para que aplique el tratamiento que estime más oportuno.

El tercer área es la autopsia o necropsia clínica (no forense). Se trata de un procedimiento que estudia las alteraciones morfológicas –macro y microscópicas– de todos los órganos y tejidos.