Corazon

Alberto Sáenz y Sonia Roussel: “Es posible superar el miedo tras una operación de corazón”

Ofrecen hoy una charla sobre cómo mejorar
la calidad de vida tras la cirugía cardíacaFuente: Diario Vasco

Se puede superar el miedo tras una operación de corazón. Lo dicen Alberto Sáenz, cirujano cardiovascular y Sonia Roussel, médico de familia, miembros ambos del Servicio de Cirugía Cardíaca de Policlínica Gipuzkoa. «Al salir del hospital los pacientes se sienten desamparados», explica Alberto Sáenz. «El programa de seguimiento de sus variables biomédicas por internet les da mucha seguridad». De ello hablarán en la charla que ofrecen hoy, a las 19.30 horas, en la sala Kutxa de Andia, dentro de Aula de Salud.

Todo empieza con la operación de corazón.


Alberto Sáenz. La cirugía supone todo un proceso. No solo está la técnica quirúrgica, el llegar al quirófano, hacer el ‘by-pass’ o cambiar una válvula al paciente, sino que incluye el control prequirúrgico y postoperatorio. Tan importante es hoy hacer una buena cirugía como el hacer un control postquirúrgico adecuado. Sobre todo en estos tiempos en que estamos operando a pacientes de edad avanzada con otras patologías asociadas, que requieren un cuidado postoperatorio realizado con cariño, eficacia y dedicación, todo ello desde un punto de vista multidisciplinar.

¿Hasta qué edad están operando del corazón?


A.S. Desde después de la edad pediátrica, sobre los 14 o los 15 años, hasta los 90. La gran mayoría de nuestros pacientes están entre 70 y 80 años. En cirugía cardíaca hemos notado un cambio. Hasta el año 1996 había un volumen de cirugía coronaria impresionante, que ha ido disminuyendo progresivamente hasta el 2000, por el aumento de la hemodinámica, que consiste en el tratamiento intervencionista de las arterias coronarias. Hemos notado un incremento muy importante de la patología valvular, sobre todo en lo referente a la valvulopatía degenerativa de la válvula aórtica. Si antes operábamos más a pacientes coronarios, hoy operamos más a pacientes valvulares. La estenosis aórtica degenerativa va acompañada del envejecimiento de la población. La expectativa de vida es mucho mayor hoy y la población anciana que operamos es muy importante. El equipo nuestro es multidisciplinar. Está formado por cirujanos, cardiólogos e internistas que atendemos al paciente en su conjunto. No solo desde un punto de vista quirúrgico. Tratamos de abarcar todas las posibles patologías que acompañan a estos pacientes de más edad. Por eso son pacientes más complicados de operar.

El desarrollo de la hemodinámica les ha afectado…


A.S. La hemodinámica es un método de diagnóstico pero también puede ser intervencionista. Con el cateterismo, que consiste en un tratamiento percutáneo de la cardiopatía isquémica, es decir, sin operar abriendo el tórax, hemos evitado muchas operaciones de corazón.

Insisten en la importancia del tratamiento postoperatorio de seguimiento del paciente.

A.S. Le damos casi tanta importancia como al propio acto quirúrgico. Sobre todo porque en el caso de la cirugía cardíaca, que se hace con circulación extracorpórea, el paciente queda más afectado en el postoperatorio que en otro tipo de cirugías. Cuando llega el momento del alta hospitalaria, a muchos pacientes les da miedo salir del hospital porque en él se sienten amparados. Por eso, el seguimiento por internet mediante nuestro sistema del cardio-pen, un software a través del que nos van comunicando sus constantes y sus dudas en tiempo real, nuestros pacientes se sienten un poco más seguros.

Habla de circulación extracorpórea.


A.S. La mayoría de la cirugía cardíaca, en todo el mundo, se hace con circulación extracorpórea. Ello produce ciertos cambios biológicos en los pacientes: se sienten más cansados o anémicos. Y con ello, más desprotegidos.

S.R. Nos dábamos cuenta de que quedaba una laguna cuando dábamos el alta a los pacientes. El postoperatorio en planta es muy bueno, con una media de ingreso de entorno a una semana. Después de este tiempo, vuelven a su domicilio y tienen que continuar con una serie de medidas de rehabilitación respiratoria, intentando incorporarse poco a poco a una vida normal. Hasta que les veía su cardiólogo pasaban varias semanas y, en el caso de algunos pacientes, meses. El paciente se agobiaba un poco. Por eso desarrollamos este software. El paciente se compromete a las dos semanas siguientes del alta hospitalaria a ir introduciendo una serie de parámetros biomédicos. Nosotros los vamos comprobando en tiempo real y los vamos ajustando su tratamiento médico, si es preciso. Durante ese periodo, si surgen dudas o algo no fuera bien y tienen que consultar algo, tienen un hilo directo con el equipo de cirugía cardíaca de Policlínica Gipuzkoa. Y eso que se recuperan francamente bien y no suele haber problemas.

Mandar al hospital por internet sus datos biomédicos da al paciente seguridad

¿Con cuántos pacientes han usado el ‘cardiopen’?


S.R. En 9 meses hemos vigilado a 150 pacientes, con una media excelente. Está puesto en marcha desde septiembre de 2012. Además del módulo de seguimiento de sus variantes, lleva en formato digital el informe médico, quirúrgico o hemodinámico. Y todos los consejos que damos de viva voz en el alta médica, aparecen en el formato digital. Además ofrecemos la conexión con la página web de operados de corazón de Gipuzkoa, por si desean aprender de sus experiencias. También explicamos en qué consiste el programa de rehabilitación cardíaca. Todo operado de corazón en Policlínica se va con una cita para la rehabilitación, que se suele iniciar al mes de llegar a casa. Los 15 primeros días, los de más inseguridad, quedan cubiertos por nuestro programa de seguimiento online.

Es un tiempo en el que el paciente debe salir a la calle…


A.S. Efectivamente. Pero hay muchos que tienen miedo, que es algo que tratamos de evitar desde el hospital.

S.R. Hacen vida normal dentro de sus posibilidades. Deben salir a la calle cada vez un poco más, en función de cómo se van encontrando y autochequeando. Nuestros pacientes son longevos y para mantener el contacto por internet necesitan un acceso a internet o que alguien les ayude a introducir los datos. Siempre hay un entorno familiar o un conocido que se compromete a ello, lo que ayuda mucho al paciente.

A.S. Con los 15 primeros días de vigilancia, ha pasado el periodo de mayor inestabilidad y preocupación. Los pacientes están más seguros de sí mismos y se atreven a llevar una vida más normalizada.

Nuestros pacientes son longevos y siempre hay algún familiar que les ayuda en internet

Parecen orgullosos de haber puesto en marcha el programa de apoyo de teleasistencia…

A.S. Somos pioneros y es algo que nos satisface. Es un servicio que lleva mucho trabajo. Además de la inversión informática, hay que actualizar la página web a diario. Un médico se ocupa de comprobar los parámetros que van introduciendo los pacientes en tiempo real. Es una carga de trabajo extra.

S.R. Pero hemos comprobado y, sobre todo lo han comprobado los pacientes, que merece la pena.

La mayoría de la cirugía cardíaca ¿es programada?

A.S. La gran mayoría, afortunadamente. Las emergencias suponen un 5% de toda la cirugía cardíaca. Luego están las urgencias relativas, que pueden suponer otro 5%.


Próximas Aulas 2017

Aulas ya celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015