Alberto Marqués, traumatólogo y especialista en cirugía de columna

Alberto Marqués: “Hay que mantener la postura correcta y trabajar la zona lumbar desde pequeños”

El traumatólogo interviene por cirugía endoscópica hernias discales y estenosis de canal. “El paciente se va al día siguiente a casa”, afirma

Fuente: Diario Vasco

Son algunos de los problemas de salud más comunes. Los dolores de columna, provocados por hernias discales o estenosis de canal, se pueden prevenir y retrasar. Y llegado el momento, remediar mediante cirugía mínimamente invasiva, como la endoscopia de columna que realiza Alberto Marqués en Policlínica Gipuzkoa. De los avances que se han dado en cirugía hablará esta tarde (19.30 horas) en la sala Kutxa de la calle Andía de San Sebastián. La entrada es libre hasta completar aforo.

El dolor de columna, ¿tiene edad?

– Afecta a todas las edades, lo que sucede es que cada una tiene una patología que es más frecuente. En gente joven, de los 30 a 50 años, predomina más el dolor lumbar y ciático por hernias discales. En personas mayores hay más procesos de desgaste, de artrosis degenerativos y, sobre todo, estenosis de canal. La sintomatología es diferente y aparece cuando el paciente va a caminar y se tiene que parar porque le duelen las piernas.

Los chavales no deberían llevar en las mochilas más del 10% de su peso corporal

¿En qué consiste la estenosis de canal?

– La columna lumbar tiene una zona de paso de los nervios que van a las piernas. Con la edad y con el desgaste se forma hueso y ese espacio se va cerrando, por lo que el sitio que tienen los nervios, habitualmente de un diámetro de un centímetro, se reduce en medio centímetro. Los nervios se comprimen, con lo que cuando vas a caminar la información no llega bien y responde produciendo dolor.

¿Y las hernias discales?

– Los discos, que es la zona que hay entre las vértebras, tienen dos componentes. Una dura, que es la parte externa, y el centro, donde hay una especie de gelatina. Cuando esa parte dura sufre una pequeña degeneración, la gelatina de dentro se sale hacia fuera e invade la zona donde están los nervios y la médula, y es lo que produce la ciática y el dolor.

¿Qué causa esa hernia?

– Puede ser provocada por desgaste, por una flexión brusca, por un esfuerzo cargando un peso que está en el suelo… La mayoría de las hernias no tienen un componente o un desencadenante fijo, no se asocia a ‘hice un esfuerzo importante y empecé a notarlo’. Normalmente comienza con un cuadro de dolor en la pierna, sin asociarlo a algo especial, pero luego cuando preguntas más a fondo los pacientes te suelen decir que hacen trabajos físicos o esfuerzos en flexión, lo que va debilitando el anillo de atrás y al final hace que la parte blanda se pueda salir.

La endoscopia será la técnica habitual, como lo es la artroscopia para intervenir rodillas

¿Estos dolores se pueden prevenir?

– La clave consiste, por un lado, en mantener una postura ergonómica correcta: doblar las rodillas a la hora de agacharse, mantener la columna recta cuando vayas a hacer un esfuerzo, y en trabajar la musculatura que rodea toda la zona lumbar.

¿Trabajarla desde pequeño?

– Sí. El proceso de desgaste se puede mejorar o prevenir haciendo que la musculatura descargue de trabajo a la zona lumbar. Es importante que desde pequeños aprendamos las posturas correctas que tenemos que mantener y hacer trabajo muscular, no como divertimento, sino con fines terapéuticos, para que en el futuro no tengamos problemas.

¿Qué me dice de las mochilas de los escolares?

– No me lo creía hasta que vi las de de mis hijos, que venían a pesar unos 12-13 kilos. Además, muchas veces se las cuelgan solo de un brazo. El peso debería ser como máximo un 10% de su peso corporal. Si un niño de 9-10 años pesa 40 kilos, tendría que transportar 4 kilos.

Intentamos prevenir los problemas de espalda, pero si aparecen, ¿qué se puede hacer?

– Primero, intentamos solucionarlo de forma conservadora, con fármacos y rehabilitación. Y cuando estos tratamientos fallan, tenemos que introducir los quirúrgicos. Dentro de estos, lo que aplicamos últimamente son técnicas con las que intentamos ser lo menos agresivos posibles para la columna, realizar los procedimiento de manera endoscópica: consiste en hacer incisiones de un centímetro o centímetro y medio, introducir una cámara de televisión para hacer más grandes las estructuras sobre las que se va a trabajar y no cortar ningún tejido muscular.

¿Es una cirugía más compleja?

– Técnicamente sí y requiere más entrenamiento, porque el campo de visión es mucho más pequeño y al final trabajas sin mirarte las manos; solo tienes un centímetro y trabajas mirando a una pantalla. Pero realmente lo que aportas al paciente es que el sangrado es prácticamente inexistente, por lo que la recuperación es mucho más rápida.

¿Qué ingreso requiere?

– Al no haber cortado ningún tejido, el paciente al día siguiente se va a casa sin dolor. Los procedimientos de hernia discal duran habitualmente entre 30 y 45 minutos en quirófano. El paciente se va a casa con una faja lumbar al día siguiente. Toman antiinflamatorios y normalmente a las dos semanas les doy el alta. En las estenosis de canal hay que actuar sobre más elementos y como el nervio lleva apretado muchos más años tiene que ir recuperándose, lo que suele costar entre dos y tres meses. Aún así, el alta sigue siendo al día siguiente y el paciente se va andando a casa.

¿Cualquier paciente?

– La patología te indica si el problema lo vas a poder solucionar de manera endoscópica. Hay dos tipos de estenosis de canal: unas que son estables y que son las que operamos de manera endoscópica, y otras en las que hay que fijar la zona porque es inestable, lo que requiere cirugías percutáneas en las que con pequeñas incisiones vas colocando una serie de tornilllos.

¿La endoscopia tiende a generalizarse?

– En un futuro va a ser la técnica habitual que maneje todo cirujano de columna, porque poder realizar el mismo procedimiento con una agresión mucho menor al paciente es un poco el equivalente a las artroscopias de rodilla de hace 20 años o de hombro que están actualmente estandarizadas. Nadie se plantea operar un menisco abriéndole al paciente la rodilla. Pienso que en el futuro de este tipo de patologías van a ser tratadas de la forma menos agresiva posible.

¿Se puede operar a cualquier edad?

– He operado a una paciente de 88 años por una estenosis de canal. En personas de más de 80 años hay que valorar mucho el beneficio que se va a obtener y la agresión que supone al paciente. Pero en gente mayor es una de las indicaciones.


Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015