Dr. Estomba

A los 35 años la fertilidad de la mujer baja un 30%

Hablan hoy de los últimos avances en reproducción asistida en San Sebastián, en Aula de Salud de Policlínica Gipuzkoa

Fuente: Diario Vasco

El retraso en la edad de la maternidad y la menor calidad del semen en los jóvenes, entre otras razones, hacen que aumenten los problemas de fertilidad en las parejas. Patricia Francia, ginecóloga especialista en reproducción asistida, y Antonio Estomba, ginecólogo coordinador de la Unidad de la Mujer en Policlínica Gipuzkoa, hablan hoy de los últimos avances en reproducción asistida y en diagnóstico prenatal. Será en Aula de Salud de Policlínica Gipuzkoa, a las 19.30 horas, en la sala Kutxa de la calle Andia de San Sebastián.

Entre un 10 y un 20% de las parejas en edad fértil presentan esterilidad. ¿Cuáles son las causas?

Sabemos que, sobre todo en la mujer, la edad influye directamente en su pronóstico reproductivo. En la sociedad en que vivimos se retrasa la maternidad. No estamos muy concienciados de que a partir de los 35 años la fecundidad de la mujer baja un 30%. Y a partir de los 40, el descenso es de un 80%. La posibilidad que tiene una pareja de conseguir un embarazo en elplazodeunmesesdel20%.Yen un año, la probabilidad es del 80%. Hay parejas que no van a conseguir su propósito. En consecuencia, mucha gente necesita de los tratamientos de reproducción asistida.

La edad, ¿factor clave a la hora de buscar un embarazo?


La edad fértil de la mujer se sitúa entre los 20 y los 40 años. A los 50, estamos ante una mujer pre-menopáusica. Una mujer de 40 años tiene una tasa mucho más alta de problemas para quedarse embarazada. En líneas generales y dentro de la edad fértil, a mayor edad, disminuyen las posibilidades. Pero en la esterilidad influyen otras causas.

A saber…

Para descubrirlas hay que hacer un estudio a los dos miembros de la pareja. Influyen hábitos de vida como el consumo de tabaco, de alcohol y el estrés, pero solo hasta cierto punto. Hay motivos genéticos, infecciosos o de patología orgánica de la mujer como son los pólipos y miomas o las anovulaciones, cuando la mujer no ovula regularmente. En el varón también hay otras muchas razones de esterilidad que deberían ser estudiadas por un especialista en reproducción asistida. A veces es necesario contar con la colaboración de un urólogo.

¿Cuáles son las causas de la infertilidad masculina?


Aproximadamente, el 10% de los varones que presentan problemas en la velocidad y movilidad del semen van a tener alteraciones genéticas en los cromosomas. Existen muchos problemas de velocidad y movilidad del semen en los varones. De hecho, los criterios para considerar un semen normal han cambiado en la nueva definición europea, acordada en 2010. En los nuevos parámetros de normalidad, ha bajado el número de espermatozoides y su velocidad. Y ello, porque la calidad del semen de los jóvenes ha empeorado.

¿A qué se debe?

Pensamos que es por la dieta: el exceso de proteínas y grasas saturadas, la contaminación, el estrés y hábitos tóxicos como consumo de tabaco o alcohol. Aunque no se puede achacar a nada concreto, pensamos que influye el estilo de vida de la sociedad occidental. Del semen que se analizaba en 1970 al que vemos hoy, la calidad ha bajado mucho.

Y hay otras causas en la infertilidad masculina…

A un varón con un semen que no alcanza el estándar de calidad necesario hay que hacerle un estudio genético y cromosómico. También debemos descartar infecciones de vesícula o seminales, que a veces pasan desapercibidas. Pueden existir alteraciones hormonales. Y hay problemas que influyen como el varicocele, la dilatación de las venas que drenan los testículos, una patología que afecta al 5% de los pacientes: puede ser tratada y el problema resultar reversible. Otras ve- ces, para buscar las causas de la in- fertilidad en el varón necesitamos estudios más detallados y específicos, por ejemplo, la fragmentación del semen.

Causas principales de la infertilidad femenina…

El abanico es muy amplio. Puede haber una causa ovulatoria, un ovario poliquístico, reglas irregulares, obesidad o diabetes. El factor edad empeora la reserva ovocitaria y disminuye la calidad de los óvulos. Influyen enfermedades como la endometriosis, que consiste en la aparición y crecimiento de tejido endometrial, fuera del útero, en cualquier lugar de la cavidad abdominal. A la mujer le produce dolor y esterilidad. Hay causas de patología uterina, como pólipos o miomas. Y factores como el tubárico: mujeres con infecciones en las trompas o con las trompas obstruidas. Es algo que la mujer no puede saber y con ello no puede conseguir un embarazo de forma natural.

Los avances de la reproducción asistida que más les interesan…

Está la vitrificación, que nos ha cambiado nuestra forma de trabajar. Es un proceso de congelación ultrarrápida del óvulo. Al varón siempre hemos podido protegerle y mantener sus gametos con una congelación de semen, que es un proceso mucho más sencillo y lleva haciéndose desde los años 60. El problema lo teníamos con la mujer. Llegaba a la consulta a determinada edad y con los óvulos de ese momento. Si tenía 40 años, nos veíamos obliga- dos a trabajar con un óvulo mayor. La ventaja de la vitrificación, que se lleva realizando unos 7 años, es que nos permite conservar el óvulo. Porque la congelación ultra rápida impide que se formen cristales de hielo y el óvulo pueda aguantar. Mujeres más jóvenes pueden congelar sus óvulos y usarlos posteriormente. A su vez, mujeres que responden mal a un tratamiento ‘in vitro’ pueden acumular óvulos y congelarlos. También podemos vitrificar embriones para usarlos en nuevos ciclos.

La vitrificación permite que mujeres jóvenes usen sus óvulos a mayor edad

¿Es frecuente preservar óvulos por motivos de edad?


Hay un interés creciente en muchas mujeres por saber hasta qué edad pueden esperar para tener hijos. Son mujeres que en general no han cumplido los 35 años y no tienen pareja. Están interesadas en asegurar su fertilidad en el futuro. Les animaría a que realizaran un ciclo de fecundación in vitro y congelar sus óvulos. Son mujeres que, cuan- do encuentran pareja, buscan el embarazo natural. Pero si no llega, tienen la garantía de sus óvulos vitrificados, que podrían ser objeto de fecundación artificial. Es una carta más. Se explican así los embarazos de algunas mujeres famosas.

Las donaciones de óvulos siguen siendo necesarias…


Animamos a las mujeres menores de 35 años, para que de forma anónima, después de un estudio y análisis, hagan una donación en un ciclo de fecundación in vitro. La mujer puede confirmar así si es fértil y hay una compensación económica. Donantes de óvulos siempre se necesitan. La donación resulta imprescindible para muchas de las técnicas de reproducción asistida que se realizan en la actualidad.

En la charla explicarán los avances en diagnóstico prenatal…

Los estudios genéticos sirven para descartar patologías cromosómicas. La técnica ‘Array’ es la más novedosa. Trabajamos en colaboración con la Unidad de Genética y la doctora María Eugenia Querejeta. A partir de la amniocentesis y con la técnica ‘Array’ se estudia el ADN del feto y se detectan hasta 124 alteraciones cromosómicas. También existe la posibilidad de hacer un test de cribado prenatal no invasivo en sangre materna. Con él se detecta el 90 % de las alteraciones cromosómicas visibles a través del microscopio. En caso de encontrar alguna, es necesario hacer una amniocentesis.

La donación de óvulos es imprescindible en muchas técnicas de reproducción asistida

Han puesto en marcha la Unidad de la Mujer.


Se trata de un equipo multidisciplinar que quiere ofrecer una atención integral a la mujer, desde la adolescencia hasta más allá de la menopausia. Estamos trabajando para montar una Unidad de Mama, para el diagnóstico y tratamiento de estas patologías. La maternidad es el punto central de nuestra atención, que abarca desde el diagnóstico prenatal, hasta la preparación y acompañamiento en el parto. La atención al parto es lo más sujeto que existe y podemos ofrecer una atención las 24 horas del día, los 365 días del año.

Apuestan por la cirugía mínima- mente invasiva…


El futuro está en intentar abordar el mayor número de intervenciones mediante este tipo de técnicas, por sus evidentes ventajas para la recuperación de la paciente, una hospitalización más corta y un mejor resultado estético, sin que la cirugía pierda calidad.


Próximas Aulas 2017

Aulas ya celebradas 2017

Aulas celebradas 2016

Aulas celebradas 2015